Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  miércoles, 18 de julio de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineViaje alucinante (Fantastic Voyage)
[ caché de Tempus Fungui: 13:24:48 - 20/07/2003 · Leído 1000 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
VIAJE ALUCINANTE (FANTASTIC VOYAGE)

El profesor Bennet, un científico que está en posesión de una fórmula para mantener reducido el cuerpo humano a tamaño microscópico por tiempo ilimitado, se dispone a hacer entrega de su fórmula al Pentágono cuando unos espías provocan un accidente de circulación. El profesor, con un hematoma en el cerebro, se encuentra incapacitado para su labor científica. Las Fuerzas Disuasivas de Miniaturas Combinadas ponen en marcha un plan para operar desde el interior.

Ficha Técnica

Director: Richard Fleischer / Productor: Saul David para 20th Century Fox / Guión: Harry Kleiner según la adaptación de David Duncan del relato de Jerome Bixby, Otto Klement / Fotografía: Ernest Laszlo / Música: Leonard Rosenman / Montaje: William B. Murphy / Efectos especiales: L. B. Abbott, Art Cruickshank, Emil Kosa Jr., Marcel Delgado / Intérpretes: Stephen Boyd (Grant), Raquel Welch (Cora Peterson), Edmond O"Brien (general Carter), Donald Pleasence (doctor Michaels), Arthur O"Connell (coronel Donald Reid), William Redfield (capitán Bill Owens), Arthur Kennedy (doctor Peter Duval), Jean De Val, Barry Coe, Ken Scott, Shelby Grant, James Brolin, Brendan Fitzgerald, Brendan Boone / Nacionalidad y año: USA 1966 / Duración y datos técnicos: 96 min. color 2.35:1.

Comentario

Desde que en 1957 la extinta Unión Soviética pusiese en órbita el Sputnik, primer satélite lanzado al espacio, la tensión entre los bloques se dobló hacia otro cauce: la carrera espacial. Enlazado a ello, en 1966, solo tres años antes de que Neil Armstrong y Estados Unidos devolviesen la jugada a su rival pisando por primera vez la Luna, Richard Fleischer lanza su propia conquista personal: Viaje alucinante (Fantastic Voyage).

En aquella década, la Humanidad dirigía sus miradas al cielo, temiendo el amenazador relámpago de la bomba H, o fascinados ante la inminente llegada del hombre al satélite terrestre: era sólo cuestión de tiempo que ocurriese una de las dos cosas. Afortunadamente, la Humanidad asistió al primer alunizaje del hombre y no al apocalipsis nuclear.

Así, mientras la mayoría quedaba absorta ante la magnificencia y plenitud del espacio, Fleischer se dejó maravillar por la perfección e imprevisibilidad del propio hombre. Viaje alucinante cuenta la travesía de unos científicos a través de un lugar jamás explorado antes: el cuerpo humano. La misión de estos consiste en eliminar el tumor que pone en peligro la vida de un importante científico, para lo cual deben reducir su tamaño al de una partícula e introducirse en el interior del cuerpo.

El planteamiento de Viaje alucinante se encuadra dentro de la ciencia ficción, incluso yendo más allá cabría subsumirla en su faceta hard, dado el gran asesoramiento científico con el que contó la película (aunque esto último resultaría más peliagudo de discutir). Sumado a ello, tenemos un desarrollo más propio del cine de aventuras, en el que los protagonistas irán superando diversos obstáculos hasta alcanzar su meta final. La convivencia entre ambos géneros es total, algo que recuerda mucho a las narraciones de Julio Verne, donde la ciencia es la llave que abre la puerta a la más inverosímil de las aventuras, llena de sorpresas y adversidades.

Adversidades a las que no se debe buscar una justificación externa. Malacostumbrados a ver cómo el enemigo viene de fuera, aquí ocurre al revés. En esta ocasión, los peligros a los que se enfrentan los protagonistas vienen ocasionados por las propias defensas naturales del sistema inmunológico. Éste, al detectar la intromisión de extraños, pone en marcha sus mecanismos de defensa, atacando a los supuestos intrusos. Pero aparte de estos problemas, el grupo deberá hacer frente a los continuos sabotajes llevados a cabo por un miembro de la tripulación. Estos apuntes no hacen más que recalcar una realidad: el mayor enemigo del hombre es él mismo, criticando de paso la paranoia estadounidense a todo lo foráneo, principalmente de color rojo.

A su vez, en Viaje alucinante asistimos al choque entre dos universos o concepciones. Por un lado, se encuentra el mundo artificial creado por el hombre, representado por ese subterráneo centro de operaciones, y en el cual se mantiene el orden gracias a la regia organización burocrática. Como contraposición a éste se encuentra el mundo natural, un universo totalmente nuevo en el que no ha intervenido la mano del hombre. Mientras que en el primero todo se rige por una cuadriculada planificación y en que los individuos quedan sometidos a las reglas de funcionamiento, en este último hay una mayor cabida a la improvisación dada la espontaneidad del cuerpo humano. De este modo, todo el viaje que habían planeado meticulosamente va poco a poco modificándose ante las inesperadas alteraciones del organismo.

Y nada mejor para mostrar este conflicto que la alternancia narrativa entre ambos mundos: el exterior o artificial, y el interior o natural, haciendo con ello más evidentes las contradicciones entre uno y otro.

Con el paso de los años, los horizontes del hombre se expanden sin límites hacia el exterior, cuando lo más adecuado sería iniciar una búsqueda interior. Quizás ahí se encuentre el secreto del universo y la armonía de cada uno.

Anécdotas

* Títulos alterantivos: Microscopia / Strange Journey * Ganadora del Oscar en 1966 a mejor dirección artística y decorados (Jack Martin Smith, Dale Hennesy, Walter M. Scott, Stuart A. Reiss) y efectos visuales, y nominada a la fotografía en color, efectos sonoros (Walter Rossi) y montaje. Otros premios: American Cinema Editors (1967): premio Eddie al montaje; Hugo (1967): nominación a mejor representación dramática; Laurel (1967): tercer puesto a mejor film dramático. * La película está basada en un relato de Jerome Bixby y Otto Klement; Isaac Asimov fue contratado para escribir la novelización de la película, a partir del guión de Harry Kleiner, quien aceptó si podía corregir todos los errores científicos que había en él. La novela apareció antes que la película, lo cual ha inducido a algunos a pensar que el film es una adaptación de la novela de Asimov. Años después, Asimov escribió una secuela. * Semi-remake: El chip prodigioso (Innerspace, 1987), de Joe Dante.

Bibliografía

Viaje alucinante
, por Isaac Asimov; traducción de J. Ferrer Aleu. Barcelona: Debolsillo, 2001. Colección Jet; 136/6 - Biblioteca Isaac Asimov; 6. Traducción de: Fantastic Voyage.

Viaje alucinante II: destino, cerebro
, por Isaac Asimov; traducción de Rosa S. de Naveira. Barcelona: Plaza & Janés, 1992. Colección Los jet de Plaza & Janés; 136/15 - Biblioteca de Isaac Asimov; 15. Traducción de: Fantastic Voyage II.

Luis M. Díaz (Madrid. España)


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Encuentro Alien con militares
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,16 ss.