Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  lunes, 06 de abril de 2020
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineTrampa mortal (Death Trap)
[ caché de Tempus Fungui: 13:25:06 - 20/07/2003 · Leído 1428 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
TRAMPA MORTAL (DEATH TRAP)

Una muchacha llega a un misterioso motel sito en unos pantanos. Al poco, se apercibirá de los horrores que se ocultan en el lugar...

Ficha Técnica Director: Tobe Hooper / Productores: Mardi Rustam y Alvin L. Fast para Mars Production. Productor ejecutivo: Mohammed Rustam / Guión: Alvin L. Fast, Mardi Rustam y Kim Henkel, según un argumento de Tobe Hooper / Fotografía: Robert Caramico / Música: Tobe Hooper y Wayne Bell / Fx: / Montaje: Michael Brown / Intérpretes: Neville Brand (Judd), Mel Ferrer (Harvey Wood), Carolyn Jones (Miss Hattie), Marilyn Burns (Faye), William Finley (Roy), Stuart Whitman (Sheriff Martin), Roberta Collins (Clara), Kyle Richards (Angie), Robert Englund (Buck), Crystin Sinclaire (Libby Wood), Janus Blyth (Lynette), Betty Cole, Sig Sakowicz, Ronald W. Davis, Christine Schneider, David Hayward, David "Goat" Carson… / Nacionalidad y año: USA 1975 / Duración y datos técnicos: 86 min. color 1.38:1.

Comentario Cuando Tobe Hooper alcanzó la revelación entre crítica y público con La matanza de Texas (The Texas Chainsaw Massacre, 1974), difícil lo tenía con su siguiente aportación. El prestigio conseguido era de tamaño nivel que los logros de su próximo objetivo serían escudriñados con particular diligencia por aficionados y estudiosos. Al final, el resultado obtuvo un pésimo crédito y se considera uno de los puntos más bajos del cine del Hooper de aquel entonces, pues hoy día ya carece por completo de reputación, tras su perpetración de telefilms tan inenarrables como Peligrosa de noche (I’m Dangerous Tonight, 1990). Sin embargo, esta película, que en su versión original posee un abrumador caudal de títulos paralelos (motivados por el fracaso del film y el subsiguiente intento de volver a venderlo haciendo creer al espectador incauto que de otra producción se trataba), obtiene unos méritos nada desdeñables para el amante y buen conocedor del género, logrando una impactante plasmación del subgénero que ha dado en llamarse american gothic. También supone un sentido homenaje a las publicaciones de M. C. Gaines, editor de los comics de la Editorial EC a partir de títulos como Tales from the Crypt, y que en variadas ocasiones se han llevado al cine y la televisión. De hecho, algunos estudiosos opinan que la película resulta muy similar a una historia publicada por la editorial, "Country Clubbing", cuya autoría corresponde a Jack Davis. Cabe resaltar, sin embargo, que la estructura base de la historia aparenta casi un remake del Psicosis (Psycho, 1960), de Alfred Hitchcock. Si no, compruébese una elemental sinopsis de esta Trampa mortal: Una muchacha, que ha huido de su entorno habitual, llega a un misterioso hospedaje y, cuando el espectador piensa que se trata de la protagonista, es acuchillada salvajemente por el propietario; al poco llegará una pareja en su busca, una de ellas su hermana, quien desvelará el horror que se oculta en el hotel. Inclusive uno de los muchos planos destacables del film hitchcockiano, cuando una bombilla es golpeada tenuemente y provoca que todo se observe por medio de su basculante luz, tiene literal plasmación en esta película (en Psicosis la causante era Vera Miles al alzar horrorizada un brazo, aquí el propio asesino con su guadaña, en ambos casos tiene lugar en la desvelación final de la trama). Sin embargo, Hooper traslada la remodelación de Psicosis hacia su universo personal, encharcando las imágenes de unos rojos abruptos y unos verdes mortecinos, plagando los escenarios de una iconografía de podredumbre, con huesos, plumas y extraños objetos abandonados: la parte inferior de la casa, donde se esconde la niña, supone casi un submundo donde la cría va a parar; inundando la banda sonora de los sonidos de los pantanos y de una música inquietante en su contraste, ora perennes canciones country, ora una composición original chirriante -en su sentido más literal-, compuesta por el propio Hooper en colaboración con Wayne Bell, y que provoca un extraño desasosiego en el espectador. Inclusive ese contraste se acentúa mediante las letras de las canciones, tal como informa Phil Hardy o uno de sus contribuidores en la imprescindible Aurum Film Encyclopedia of Horror, retratando la vida del vaquero en sugerente antítesis con la actitud del matarife. La acción no podría tener lugar sino en los pantanos de Lousiana, en el profundo sur racista e inculto estadounidense, donde se da un retrato de tipos desquiciados, no sólo por parte del intérprete principal, retrato que, por lo demás, ha sido visto como una exacerbación del mundo de Tennessee Williams -y si no, véase ese increíble ente que encarna William Finley, habitual en el cine de Brian De Palma-. Destáquese, de igual modo, el abundante rodaje en interiores, en una época en la cual el naturismo impregnaba la producción norteamericana, cabiendo destacar ese concreto uso de los exteriores por parte de Hooper en su anterior película. Aquí, sin embargo, la filmación en estudio -aparte del ahorro presupuestario que supone, desde luego- ayuda a recrear un ambiente cerrado, asfixiante, claustrofóbico, una especie de mundo propio y malsano, donde Hooper juega magistralmente con un cromatismo exacerbado, articulado con un guión increíble en el que destacan unos diálogos que, en su mayoría, llegan al nivel del absurdo. Un halo irreal, de esa manera, planea sobre la cinta, acrecentado por un comentario repetido en variadas ocasiones, debido a Judd, el psicópata que encarna con brillantez Neville Brand, según el cual "los cocodrilos no mueren si no se les mata". Esa bestia inmortal, pues, es una presencia casi invisible que inunda la cinta en toda su extensión: apenas veremos sus rasgos a lo largo del metraje, sin duda debido a la imposibilidad técnica de plasmarlo con convicción, limitación que propicia el convertir a la bestia en una encarnación cuasi-abstracta del horror; acaso pudiera tratarse, de igual forma, de la mente torturada y retorcida del propietario del Hotel Starlight, de los fantasmas represores que moran en su subconsciente. El estilo narrativo de Hooper, sus cualidades descriptivas, quedan patentes inclusive en el escaso pero acertado uso que hace de la cámara lenta -en el momento en el que Neville Brand degüella a determinado intérprete-, aptitud que entronca a nuestro director con Sam Peckinpah, realizador con el cual esta Trampa mortal tiene más de un punto de contacto. Sin embargo, lo más destacado de la película es un estilo feísta, sucio, una utilización intencionada de unas formas abruptas que pudieran tomarse como torpes, un intento, acaso, de convertir la basura en arte, y no al revés, como es norma. Desde este punto, Tobe Hooper consigue una de sus obras más frescas, personales e incomprendidas.

Anécdotas * La película fue retitulada unas cuantas veces, así pues también se la conoce con estos otros títulos: Eaten Alive / Swamp Beast / Starlight Slaughter / Horror Hotel Massacre / Legend of the Bayou / Murder on the Bayou. *Según declaraciones de Robert Englund, la versión japonesa del film incluye planos explícitos de sexo (aunque en Japón no puede verse el vello púbico o las penetraciones ni siquiera en el cine porno) en dos escenas, añadidas por los distribuidores nipones. Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Mena Suvari
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,17 ss.