Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  jueves, 27 de junio de 2019
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineRetratos de una obsesión (One Hour Photo)
[ caché de Tempus Fungui: 13:29:45 - 20/07/2003 · Leído 1044 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
RETRATOS DE UNA OBSESIÓN (ONE HOUR PHOTO)

Sy Parrish es el hombre de la tienda de fotos, nadie repara en él, salvo una madre y su hijo, Nina y Jakes Yorkin. Para Sy son la familia perfecta, hasta que algo ocurre...

Ficha Técnica:

Dirección y guión: Mark Romanek / Intérpretes: Robin Williams (Seymour "Sy" Parrish), Connie Nielsen (Nina Yorkin), Michael Vartan (Will Yorkin), Gary Cole (Bill Owens), Dylan Smith (Jake Yorkin), Eriq La Salle (Detective Van Der Zee), Erin Daniels (Maya Burson) / Producción: Christine Vachon, Pamela Koffler y Stan Wlodkowski / Música: Reinhold Heil & Johnny Klimek / Fotografía: Jeff Cronenweth / Montaje: Jeffrey Ford / Diseño de producción: Tom Foden / Dirección artística: Michael Manson / Vestuario: Arianne Phillips / País: USA / Año: 2002 / Duración: 98 min.

Comentario

A veces, una película de entre muchas, por desgracia no demasiadas, consigue destacar de las demás, no por ser el último bombazo de las taquillas, sino por el caso contrario; Retratos de una obsesión es una de esas pocas cintas que no llegan a todo el público, pero sobresale por su sencillez y a su vez contundencia. Este film, ante un primer vistazo, es otro más de la ingente avalancha del cine de psicópatas que nos inunda, pero si uno sabe mirar descubrirá en las imágenes que nos muestran la monótona vida de Sy Parrish una película profunda y envolvente, una historia que nos presenta la aséptica y vulgar vida, no sólo de un hombre, sino de la misma sociedad: la locura de un individuo es la locura de la colectividad.

Mark Romanek -cuya primera película fue Static (1985), una comedia fantástica, curtido en la realización de videos musicales -Madonna, Leny Kravitz son algunos de los cantantes a los que ha dirigido-, ha sabido dotar al guión de un ritmo pausado, sin estridencias de ningún tipo, contando la historia poco a poco, sabiendo que el espectador no necesita más explicaciones que las mostradas, así nada es superfluo, todo encaja sin alargar las situaciones, todo tiene relevancia en la historia. La dirección es pausada y mayestática, lo mostrado es frío y sin vida pero no por incapacidad el narrador, sino para mostrar esas mismas características en los personajes, por tanto el mundo de Sy es gélido y monótono, su trabajo, su vivienda, él mismo es distante con la gente. En su existencia sólo hay un punto de color, las fotos en una pared de la familia que venera: lo único que tiene vida son unos momentos congelados en el tiempo, por siempre felices. Romanek dota a las imágenes de un encuadre fotográfico, el ojo de la cámara y el ojo humano se unen para mostrar los retratos de lo que acontece delante de nuestra mirada. Somos testigos mudos de la locura de un hombre alienado por la sociedad, condenado al aislamiento, a ser un inadaptado porque no encaja en ella.

Los actores son una parte importante para que el espectador disfrute de la historia, pero es Robin Williams quien consigue dotar al personaje de Sy Parrish de la necesaria humanidad para conseguir traspasar la pantalla, para mostrar que él, a pesar de lo que hace, es el más humano de todos ellos. El magnífico actor alcanza una interpretación magistral. Connie Nielsen en el papel de la madre y Dylan Smith como el hijo han sabido crear unos personajes delicados y profundos, nada artificiosos ni pesados, cosa hoy difícil de conseguir en los niños. Los demás actores también hacen un excelente trabajo, pero estos tres actores demuestran ser el puente entre el director y los espectadores.

Retratos de una obsesión será un film que tal vez consiga atraer a un público determinado, pero por desgracia no es una película de grandes taquillas, es demasiado lenta para la multitud masificada que se busca hoy en día, no hay escenas espectaculares y vacuas, no hay un argumento mascado y de fácil asimilación. Es un film honrado, profundo y trata al espectador con respeto, algo que cada día se ve muy de tarde en tarde. Esperemos que el mundo no sea tan aséptico y frígido como nos muestra la cinta, porque entonces el cine como arte estará terminando.
 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Miedo y Asco en Las Vegas
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,14 ss.