Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  martes, 18 de diciembre de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineRawhead Rex [tv/vd: Rawhead Rex]
[ caché de Tempus Fungui: 13:29:52 - 20/07/2003 · Leído 1015 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
RAWHEAD REX [TV/VD: RAWHEAD REX]

Importación

Howard Hallenbeck es un antropólogo especializado en culturas precristianas que se encuentra de gira por Irlanda con su mujer y dos hijos realizando un importante estudio, centrado en la presencia de indicios paganos en las antiguas iglesias rurales. No es fácil compaginar la exigente vida familiar con su pasión, pero en su momento optó con llevarlos consigo, a modo de sugerentes vacaciones para ellos mientras él se dedicaba a su estudio. Lo que no sabía es que en uno de los muchos pueblos que iba a visitar, un semidios primigenio se iba a alzar en un sembrado para comenzar una antigua batalla contra la Cristiandad, y él y su familia sin pretenderlo iban a quedar atrapados en medio…

Ficha Técnica

Director
: George Pavlou / Producción: Kevin Attew para Alpine Pictures / Green Man Production / Productores Ejecutivos: Al Burgess, Graham Ford, Don Hawkins, [Charles Band] / Guión: Clive Barker, basado en su relato homónimo / Música: Colin Towns / Fotografía: John Metcalfe / Dirección artística: Len Huntingford / Montaje: Andy Horvitch / Maquillaje y Efectos especiales: Gerry Johnston / Intérpretes: David Dukes (Howard Hallenbeck), Kelly Piper (Elaine Hallenbeck), Cora Lunny (Minty Hallenbeck), Ronan Wilmot (Declan O"Brien), Niall Toibin (reverendo Coot), Niall O"Brien (Det. Insp. Isaac Gissing), Heinrich von Schellendorf (Rawhead Rex), Donal McCann (Tom Garron), Eleanor Feely (Jenny Nicholson), Hugh O"Conor (Robbie Hallenbeck)… / Nacionalidad y año: Reino Unido 1986 / Duración y datos técnicos: 90 min. color.

Comentario

Segunda participación del reconocido escritor, y director de cine, Clive Barker, en la industria del celuloide, ocupándose de la adaptación de uno de sus propios relatos aparecido en la recopilación Libros Sangrientos. En esta ocasión su tarea se limita al guión, dejando la dirección a un auténtico discreto artesano: George Pavlou -quien también dirigiría la previa incursión de Barker en el cine, Underworld [vd: Underworld,1985]-. Una película que pese a contar con un guión, si no brillante, sí coherente y efectivo, da la impresión de estar rodada de forma anodina, casi con la única intención de cumplir con la papeleta, o simplemente por alguien sin demasiado talento artístico, que deja naufragar su proyecto ante la falta de un presupuesto un poco más elevado que disimule sus carencias.

Con un elenco de actores británicos prácticamente desconocidos para el gran público, cumpliendo con mayor o menor acierto con sus papeles, la película fracasa básicamente en el aspecto técnico, sin olvidar eso sí cierta dejadez por parte de algún secundario y el excesivo histrionismo mostrado por Ronan Wilmot en su papel de sacristán poseído por la fuerza maligna de un Dios Primigenio.

La fotografía de John Metcalfe nutre al film de una ambientación rural de lo más lograda, la cual curiosamente no termina de casar del modo más adecuado con la puesta en escena, y sobre todo con la esencia profundamente fantástica que rezuma la historia. Esta ambientación, esta apariencia realista en las imágenes, en la línea de clásicos como La matanza de Texas (The Texas Chainsaw Massacre, Tobe Hooper, 1974) o La última casa a la izquierda (Last House on the Left, Wes Craven, 1972), -ejemplos quizás no muy acertados, al tratarse de obras americanas-, constituye el tamiz perfecto para historias más centradas en la realidad cotidiana con sus psicópatas y personajes humanos (pese a su profunda bestialidad), moviéndose a sus anchas, sin necesidad de usar trucos de cámara como filtros de colores o espejos para mostrar la visión de lo cotidiano a través de los ojos del mal, ni tampoco la presencia de tal perversión, pues ésa es el principal defecto de este film. Cuando hablamos de seres cuasi mitológicos, de semidioses anteriores a la cristiandad, nos inclinamos más por otra estética, digamos más cuidada en los decorados (más artificial diría alguien, sin falta de razón).

O quizás el problema no radique en la ambientación, sino más concretamente en la presencia de un monstruo a todas luces insuficiente para una historia que se merecía algo mejor. Una encarnación del Mal que (y sobre todo en los primeros planos) da más risa y pena que miedo; con dos bombillas rojas por ojos, unas fauces menos articuladas que una piedra con artritis, y una inalterable e insufrible expresión de muñeco de cera, que ni una riada de babas sanguinolentas consigue mitigar.

Que la película habría ganado muchos enteros con un monstruo realizado con mayor talento amen de con mayor presupuesto, es indudable, pero ante tal imposibilidad conocida, ¿por qué no esconderle dentro de una iluminación adecuada, una ambientación brumosa si es menester o simplemente un ángulo un poco más favorecedor, logrando así acrecentar la inquietud en detrimento de la sangre y las vísceras? Pero, si está basado en un relato de Barker, dirá alguien, ¿cómo vas a suprimir las dosis de hemoglobina y los primeros planos de un monstruo que no deja de ser el protagonista de la historia?

Barker no es sólo sangre y provocación. Barker es esencia concentrada de mala leche e imaginación. Y eso está en la película por encima de sus defectos. Lo que nos narra resulta atractivo por sí mismo, lleno de misterios pertenecientes a la propia tierra y al paso de los siglos sobre su faz. Los elementos mitológicos en contraposición a la tradición cristiana resultan evocadores para el espectador deseoso de algo más que un asesino matando gente.

Una buena historia en definitiva (no podía ser de otro modo tratándose de Barker), llevada al cine de un modo pobre en talento y medios. Una película que más apetece leerla que visionarla, pero que pese a todo no debe faltar en la memoria de todo buen aficionado al cine de terror de los ochenta. Denis Montejo (Vitoria, España)


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Uma Thurman: Ellas También se Deprimen (1992)
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,17 ss.