Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  martes, 13 de noviembre de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineMatrix (The Matrix)
[ caché de Tempus Fungui: 13:34:45 - 20/07/2003 · Leído 1554 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
Matrix (THE MATRIX)

Thomas A. Anderson (Keanu Reeves) es un joven programador de una gran multinacional dedicada a la informática. Thomas, hastiado de su trabajo y de la sociedad en la que vive, se convierte en la privacidad de su cochambroso apartamento en un hacker apodado Neo, que flirteando con la legalidad proporciona copias piratas a todo aquel que tiene dinero para pagar sus servicios. En sus andaduras por la red hay algo que aparece con asiduidad, pero carece de significado: Matrix... Matrix es algo envuelto en un halo de misterio que solo unos pocos conocen, y esos pocos han desaparecido de la sociedad pública sin dejar pistas. En su búsqueda por saber lo que es Matrix, Neo siempre acaba en un nombre propio, Morpheo (Laurence Fishburne), un indeseable al margen de la ley. El mundo que Neo conoce comienza a desintegrarse ante sus ojos el día que Morpheo contacta con él por medio de Trinity (Carrie-Anne Moss) y unos inquietantes hombres del gobierno encabezados por Smith (Hugo Weaving) comienzan a perseguirle. Poco a poco, sin saber en quién confiar, Neo irá quitando capa a capa la envoltura externa de la sociedad para contemplar la verdad que se esconde debajo: Matrix.

Ficha Técnica

Directores: Andy Wachowski y Larry Wachowski / Productor: Joel Silver para Warner Bros. / Producción ejecutiva: Andrew Mason, Barrie M. Osborne, Erwin Stoff, Andy Wachowski y Larry Wachowski / Diseño de producción: Owen Paterson / Guión: Andy Wachowski y Larry Wachowski / Fotografía: Bill Pope / Música: Don Davis / Montaje: Zach Staenberg / Dirección artística: Hugh Bateup y Michelle McGahey / Vestuario: Kym Barrett / Decorados: Lisa Blitz Brennan, Tim Ferrier y Marta McElroy / Efectos especiales: Amalgamated Pixels, Animal Logic, Bullet Time, DFILM Services, Makeup Effects Group Studio, Manex Visual Effects y Mass. Illusions LLC / Intérpretes: Keanu Reeves (Thomas A. Anderson / Neo), Laurence Fishburne (Morfeo), Carrie-Anne Moss (Trinity), Hugo Weaving (Agente Smith), Joe Pantoliano (Cifra / Sr. Reagan), Marcus Chong (Tanque), Paul Goddard (Agente Brown), Robert Taylor (Agente Jones), Gloria Foster (Oráculo), Julian Arahanga (Apoc), Matt Doran (Ratón), Belinda McClory (Switch), Anthony Ray Parker (Dozer), Andy y Larry Wachowski (limpiaventanas; no aparecen en los créditos)… / Nacionalidad y Año: USA 1999 / Duración y datos técnicos: 136 min. Color. Scope.

Comentario

Es ésta una de las películas más populares y de las que más se ha hablado en los últimos tiempos desde perspectivas muy diversas, más allá de su calidad o los gustos personales de cada cual. Gracias a una acertada campaña de publicidad, ya antes de que se estrenara en nuestro país todo el mundo se preguntaba: ¿Qué es Matrix?. He ahí uno de los mayores aciertos de los hermanos Wachowski; plantear en una lograda campaña publicitaria dudas metafísicas en torno al film, para tentar al espectador como acompañamiento a unos novedosos y espectaculares efectos visuales.

Ya después de haber sido vista por la mayoría, todo el mundo sabe lo que es Matrix, aunque las opiniones al respecto son tan variadas como encontradas. Y precisamente ahí radica el mayor logro del film de Andy y Larry Wachowski; quien la ve saca sus propias conclusiones basadas muy íntimamente en sus propias inquietudes. Cierto que todas las películas tienen tantas interpretaciones como número de espectadores que las disfruten, pero con The Matrix esto se ha fusionado en diferentes grupos de opinión: unos la ven como una puerta a un antiguo misticismo remodelado para el siglo XXI, otros como una simple película de acción de tantas como produce Hollywood que se sustenta primordialmente sobre las nuevas técnicas de efectos visuales, otros como una película de artes marciales hecha en América copiando buena parte de las técnicas ya utilizadas en Hong Kong, otros opinan que es una dura crítica a nuestra propia sociedad, más preocupada en valores materiales que en su alma colectiva, otros la consideran una película de ciencia-ficción revolucionaria que por fin ha trasladado el movimiento cyberpunk a la pantalla grande, otros por el contrario no ven en ella más que cine comercial con tintes fantásticos, todo ello al servicio de la artillería de efectos especiales de turno... Las interpretaciones de la película son muchas y en la mayoría de los casos irreconciliables. Cada cual ve en The Matrix lo que quiere ver, pues más que ninguna otra cosa es una amalgama de elementos ya vistos tanto en películas como en novelas anteriores (poco de innovador tiene si nos centramos en el guión).

Pero ante todo, The Matrix es un excelente entretenimiento para pasar dos horas en el cine sin acordarnos de los problemas que nos puedan esperar fuera.

La película engancha de inmediato con el público por medio de un comienzo espectacular que nos recuerda a Vértigo de Hitchcock, para a continuación mostrarnos tanto a nosotros como al propio protagonista del film la mentira que constituye el centro del argumento. En un tono incluso pausado, utilizando el silencio como banda sonora a las palabras de Morpheo, se nos va instruyendo acerca de la desagradable verdad del mundo. Una lección compartida entre protagonista y espectador que alcanza su mayor apogeo cuando Neo despierta a una realidad pesadillesca en quizás las mejores escenas de toda la película; unas escenas de una fuerza tal que revuelven el estómago al más avezado consumidor de ciencia-ficción. A partir de ahí, las lecciones continúan intercalando logradas escenas de acción y diálogos estudiados para sugerir antes de mostrar. Esta dualidad entre la pausa de las explicaciones y el vigor de la acción se transmite incluso a las escenas más espectaculares, utilizando para ello la cámara superlenta para resaltar cada detalle con una fotografía fría y un tanto distante.

The Matrix es una película de consumo masivo, pero a diferencia de otras muchas, ofrece interesantes ideas que poder debatir en la soledad de la mente de cada uno, distanciándose de la propia sociedad al verla plasmada en la pantalla como algo irreal. Eso sí, partiendo de una premisa que obliga al espectador a pensar, la película paulatinamente va transformándose en un producto visual destinado a satisfacer la retina del espectador más que a expandir su mente, perdiendo fuerza la trama en favor de los novedosos efectos visuales de los que hace gala. Imágenes de artes marciales filmadas con "cables invisibles" (técnica muy utilizada en el cine de acción asiático desde hace años, pero mejorada por la industria de Hollywood), monstruos mecánicos creados mediante infografia, disparos sin fin al ritmo de música estridente, un héroe que poco a poco se va convirtiendo en un superhombre... Las escenas destinadas a entretener toman el mando por encima del guión en la segunda parte de la película. Parece ser que los responsables del film se han esforzado mucho más en mostrarnos al detalle las obligadas luchas y los espectaculares tiroteos que en desarrollar la premisa de ciencia-ficción que ellos mismos plantean. Quizás se guarden esas explicaciones que faltan para las muchas preguntas que quedan en el aire para la segunda o tercera parte, pues es sabido que su intención primera era la realización de una trilogía.

Como en la mayoría de películas de este tipo, ya hemos dicho que la mayor parte de su fuerza se sustenta en los efectos especiales, aunque eso sí, no siendo aquí tan sorprendentes como lo fueron por ejemplo con Terminator II, cuando la técnica bautizada como morphing dejó boquiabierto a todo el planeta, pues recordemos que la técnica de detener el tiempo, tiempo congelado, ya ha sido utilizada en otras películas, aunque sin llevarla al extremo de The Matrix. Aunque bien es cierto que esos travellings circulares a velocidad superlenta (técnica con cierto regusto a cómic) nos han sorprendido gratamente a todos. En líneas generales, la película en su aspecto técnico (el resto de efectos visuales, como la utilización de cables invisibles, las explosiones, la filmación de la trayectoria de las balas a lo John Woo, o las máquinas “centinelas”) no defrauda en absoluto al espectador.

En cuanto a las interpretaciones, van desde un correcto aunque siempre un tanto insípido Keanu Reeves, a un excelente Laurence Fishburne que cada vez más parece moverse como pez en el agua en películas del género. Las sorpresas son una más que solvente Carrie-Anne Moss que logra robarle el protagonismo a Keanu Reeves en las escenas que comparten, y un frío Hugo Weaving como logrado malvado virtual.

La banda sonora resulta un tanto fragmentada, inconstante y llena de buscados altibajos, quizás pensada así para darle mayor aire cyberpunk al conjunto.

Las influencias que tiene la película son numerosas, lo que presupone a los hermanos Wachowski como aficionados a la ciencia-ficción y grandes consumidores de cine en general. Viendo The Matrix uno puede acordarse de Dark City, o Terminator, del universo de Gibson o de los mecs de Benford, de Ubik o Hardwired, de Alicia en el País de las Maravillas o de Blade Runner, de Brazil o de las películas de artes marciales de Bruce Lee, de la tragedia griega o del mito de la caverna de Platón con toda la concepción filosófica que ello conlleva, e incluso en la mejor tradición del western podemos disfrutar de un duelo no a la luz del amanecer sino a la mortecina luz de un metro... The Matrix bebe de muchas fuentes, y una de las más claras es la mismísima Biblia, queriendo dar al film un ambiente místico cristiano reestructurado a la época de los ordenadores y de la realidad virtual. Y aquí es precisamente donde más chirría un guión solvente pero lleno de altibajos. Se nos muestra a Neo como una especie de Jesucristo, en su anunciada segunda venida al mundo, pero quedan muchos hilos secundarios sin explicar. Como la aparición del primer rebelde, la ciudad humana de los guerrilleros, la guerra física contra las máquinas, o la presencia de un oráculo de andar por casa para elevar el tono religioso pero que no encaja ni con cola en la temática cyberpunk del film. La influencia del cristianismo va más allá, mostrándonos una sociedad humana que no acepta el paraíso, que necesita el sufrimiento como modo de superación antes de poder acceder a él.

Un crítico planteamiento vinculado a nuestra propia sociedad y carácter colectivo es el que se nos muestra respecto a la felicidad. La felicidad está íntimamente unida a la ignorancia, mientras que el conocimiento genera sufrimiento. Esto no es más que una visceral crítica al mundo actual, donde la inmensa mayoría encabezada por sus dirigentes prefiere esconder la cabeza a los problemas del mundo, olvidándose del sufrimiento de otros para disfrutar así de su pequeña dosis de felicidad. The Matrix es algo más que una película de acción; es un trascendental planteamiento filosófico en estética de video-clip. Las preguntas que se plantean no dejan indiferente a nadie: ¿has tenido alguna vez un sueño del que estuvieras muy seguro de que era real? ¿Qué sucedería si no pudieras despertar de ese sueño? ¿Cómo distinguirías el mundo de los sueños del mundo real?

Los sueños y sus mundos nos han ofrecido grandes películas de fantasía y terror. En The Matrix los sueños, en un planteamiento futurista, son sustituidos por la realidad virtual, ofreciéndonos su propio universo cyberpunk.

Es ésta una película imprescindible para quien guste de la simple acción envuelta en fuegos artificiales, pero también para el aficionado a la ciencia-ficción. En la retina quedan imágenes como la escena del despertar de Neo en su cápsula, las sondas conectadas a un feto, Neo inspeccionando sus “enchufes” al descubrir la verdad, las hileras de cápsulas repletas de bebés en un futurista campo de cultivo, Morpheo ofreciéndonos la ignorancia o la verdad en forma de cápsula, la visión de nuestra propia sociedad como una simple pantalla de ordenador surcada con infinitos caracteres verdes...

Como último, y a título personal, me quedo con la original explicación que se da en el film a una sensación que todos hemos tenido alguna vez: el déjà vú. Este se produce cuando hay un error en el sistema, cuando modifican algo del programa...

Anécdotas

*El presupuesto del film rondó los 9.000 millones de pesetas, no demasiado para las barbaridades que estamos acostumbrados a oír en Hollywood. * The Matrix supone la segunda película de los hermanos Wachowski; el primero fue Lazos ardientes, un sorprendente thriller de gángsters marcado por la tórrida relación lésbica entre sus protagonistas femeninas, personajes interpretados por Jennifer Tilly y Gina Gerson. * El papel de Neo, interpretado por Keanu Reeves, fue antes rechazado por Brad Pitt, Leonardo Di Caprio y Will Smith. * La película obtuvo cuatro Óscars en la edición del 2000, los correspondientes a las categorías: Montaje, Sonido, Efectos de sonido, y Efectos visuales. * La influencia de la película puede detectarse incluso en anuncios de televisión que plagian con todo descaro su estética. La serie Futurama ha ofrecido una desternillante parodia. * Página web: whatisthematrix.warnerbros.com

Denis Montejo (Vitoria. España)


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Ed y Bela
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,19 ss.