Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  jueves, 20 de septiembre de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineEl Señor de los Anillos: Las Dos Torres (The Lord of the Rings: The Two Towers)
[ caché de Tempus Fungui: 13:45:28 - 20/07/2003 · Leído 3936 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LAS DOS TORRES (THE LORD OF THE RINGS: THE TWO TOWERS)

Con la Compañía dividida, Frodo y Sam se dirigen hacia Mordor para destruir el Anillo Único mientras la criatura Gollum les sigue de cerca con intención de recuperar su tesoro. Los hobbits Merry y Pippin sufren el cautiverio de los orcos, que son perseguidos por Aragorn, Legolas y Gimli para liberarles adentrándose en el territorio de Rohan, no muy lejos de Isengard, el lugar desde el que Saruman dirige la guerra contra el pueblo de los rohirrim.

Ficha Técnica Director: Peter Jackson / Productores: Peter Jackson, Michael Lynne, Mark Ordesky, Barrie M. Osborne, Rick Porras, Jamie Selkirk, Robert Shaye, Frances Walsh, Bob Weinstein, Harvey Weinstein / Guión: Frances Walsh, Philippa Boyens, Stephen Sinclair, Peter Jackson, según el libro El Señor de los Anillos: Las Dos Torres de J.R.R. J.R.R. Tolkien / Fotografía: Andrew Lesnie / Música: Howard Shore / Montaje: D. Michael Horton / Intérpretes: Elijah Wood (Frodo Bolsón), Andy Serkis (voz y capturas de movimiento de Sméagol/Gollum), Sean Astin (Samsagaz "Sam" Gamyi), Viggo Mortensen (Trancos/Aragorn), Orlando Bloom (Legolas), John Rhys-Davies (Gimli), Ian McKellen (Gandalf el gris), Miranda Otto (Eowyn), Brad Dourif (Grima Lengua de Serpiente), Bernard Hill (Theoden, rey de Rohan), Karl Urban (Eomer), David Wenham (Faramir), Billy Boyd (Peregrin "Pippin" Tuk), Dominic Monaghan (Meriadoc "Merry" Brandigamo), Christopher Lee (Saruman el blanco), Liv Tyler (Arwen Undómiel), Hugo Weaving (Elrond), Cate Blanchett (Galadriel)... / Nacionalidad y año: USA 2002 / Duración y datos técnicos: 179 min. C 2.35:1 - Super 35.

Comentario Tras un año de interminable espera, mitigada por la espléndida edición extendida de La Comunidad del Anillo en DVD, por fin podemos ver la segunda parte de la adaptación cinematográfica de El Señor de los Anillos, monumental obra del director Peter Jackson. Las tres partes de las que consta se rodaron a la vez y por eso las tres tienen el mismo equipo técnico, personajes y ambientación, lo que sin duda dota a la trilogía de una coherencia y unidad de la que carecen otras sagas cinematográficas, además de permitir un considerable ahorro económico a la productora. Había muchas expectativas depositadas en esta película y para mí se han visto cumplidas o cuando menos no se han visto defraudadas en absoluto. He salido del cine con una muy grata sensación de haber presenciado la segunda parte de algo muy grande que sólo podrá apreciarse cuando se cierre la trilogía el año que viene; pero mientras ese momento llega podemos asistir a un espectáculo cinematográfico de primer orden y a una película de aventuras como hacía mucho tiempo no se veía. No hay ningún tipo de prólogo introductorio que explique acontecimientos de la anterior, con lo que si no se ha visto la primera no tiene sentido ver ésta porque empieza justo donde terminó La Comunidad del Anillo. Al estar en el centro de las tres, Las Dos Torres no tiene un principio ni un final definidos, sino que se nutre de la primera y de la siguiente. Por ello se hace difícil evaluarla como un todo, ya que el todo lo constituirán realmente las tres películas juntas. Para el que no haya leído el libro supondrá probablemente una decepción este final, como ya lo supuso en la primera parte. Antes de seguir he de avisar que a lo largo de la crítica hay ligeros spoilers que pueden estropear la película tanto en el texto como en las fotos que he elegido. Son muy ligeros y me he cuidado mucho de destripar la trama o los momentos claves, pero si eres puntilloso con estas cosas te recomiendo esperar a ver la película antes de seguir leyendo. Ha sido inevitable y sin ellos no podría hacer la crítica de forma adecuada. El comienzo, que no voy a desvelar, es espectacular e impactante, y sirve perfectamente para meternos en las tribulaciones de los tres grupos en los que se halla dividida la Compañía tras los dramáticos acontecimientos que narrara La Comunidad del Anillo. Por un lado tenemos a Frodo y a Sam camino de Mordor, con Gollum pisándoles los talones con aviesas intenciones y que se constituye como el bloque más logrado de los tres con una fidelidad al libro muy alta, salvo en su parte final, mucho más libre y hasta algo confusa. Los tres actores lo bordan e incluyo ex profeso dentro de los actores a Gollum, que realmente es un CGI (personaje generado por ordenador) y que supone una revolución comparado con lo que habíamos visto hasta ahora. La dualidad tanto de Gollum como de un paulatinamente oscuro Frodo, influenciados ambos negativamente por el Anillo, es perfectamente ilustrada en numerosos pasajes y es quizás el nudo gordiano de la película. Por otro lado, Merry y Pippin están prisioneros de los orcos, que huyen apresuradamente internándose en el territorio de Rohan hacia la fortaleza de Saruman. Ésta es la parte más floja en comparación a las otras dos y también la de menor duración, con un escaso protagonismo de ambos hobbits. Aquí también tenemos nuevos personajes generados por ordenador de forma excelente: los ents o pastores de árboles. Por último, Aragorn, Legolas y Gimli persiguen a los orcos que tienen cautivos a sus compañeros y terminan en Rohan, ayudando a los rohirrim en su guerra contra los ejércitos de Saruman en el abismo de Helm, donde se libra una impresionante batalla que es pura épica en todos y cada uno de sus planos. Las acciones de los tres grupos se nos presentan en forma paralela, de modo que el ritmo es alto y no decae en ningún momento, si bien la acción está concentrada en momentos puntuales, sobre todo cerca del desenlace de la película, y el montaje a veces no es lo fluido que debiera. El final de la película, de nuevo como en la anterior, no es un final propiamente dicho y claramente hace un homenaje a las escenas finales de la adaptación El Señor de los Anillos de Ralph Bakshi del año 1978, que terminaba en el mismo punto que ésta pero con una voz en off que cerraba chapuceramente la película al no haber suficiente financiación para rodar la segunda película prevista y así adaptar el libro y medio que le quedaba. Recordemos que en La Comunidad del Anillo ya había muchos homenajes a la versión de animación de Bakshi. Mi valoración no puede dejar de ser positiva, aunque la verdadera valoración debería hacerse sobre las tres películas en su conjunto y no sobre una suelta. Esta segunda parte está a la altura de la primera o, a lo sumo, apenas un poco por debajo, más que nada porque la primera nos sorprendió al plasmar y presentar tan bien el universo de Tolkien y aquí hay mucha menor sorpresa por tener ya un referente visual. Guión El origen literario induce a comparar libro y película; es algo inevitable y parto de que es mi libro favorito y lo habré leído no menos de ocho veces, con lo que lo conozco bastante bien, aunque no soy un purista tolkieniano que espere ver cada elemento del libro transcrito literalmente a la pantalla. Eso no hubiera funcionado si se hubiera hecho así, y Peter Jackson es muy consciente de ello y ahí reside parte de su éxito al adaptar esta trilogía. En este caso se han añadido cosas a lo que sucede en el libro -algunas procedentes de los Apéndices a la Trilogía- e incluso hay algún que otro cambio en el comportamiento de personajes como Faramir, hermano de Boromir, que no han sido demasiado del agrado de los puristas y que quizá desconcierte y hasta moleste a algunos que pueden incluso sentirse traicionados. Es quizás el punto más controvertido. Qué duda cabe que hacer una adaptación de una obra monumental como El Señor de los Anillos ha supuesto un enorme esfuerzo y muchísimas horas para realizar el guión definitivo y que han determinado que se hayan cambiado algunas cosas en aras de la dramatización fílmica y de la coherencia del lenguaje cinematográfico. El espíritu de la obra sigue ahí intacto pese a las modificaciones que, además, en muchos casos quedan francamente bien. Un hecho a tener en cuenta, sobre todo de cara a la tercera parte, es que no se adapta en su totalidad el segundo libro de la trilogía de Tolkien, sino que se dejan deliberadamente los dos últimos capítulos de los dos libros en los que a su vez se divide Las Dos Torres, quedando para la tercera parte el que en mi opinión es el mejor momento del libro y que hubiera sido un final más que impactante para esta segunda parte. Lo bueno es que El retorno del rey, la tercera parte, se presenta a priori como la mejor de las tres películas con mucha diferencia, al menos argumentalmente hablando. En mi opinión, la adaptación es excelente, con algún que otro elemento que patina para los que hayamos leído el libro y lo conocemos bien, pero disculpable y muy diluido dentro de un gran cúmulo de aciertos. En cualquier caso, la película es una maravilla se mire como se mire y la trilogía lleva camino de convertirse en todo un hito del cine de aventuras y del séptimo arte si no lo es ya. Las casi 2 horas y 50 minutos que dura se pasan con sorprendente rapidez y el ritmo no decae en ningún momento, pese a lo dilatado del metraje y los numerosos meandros argumentales por los que nos lleva la trama con muchos personajes en diversos lugares. Interpretaciones Lo que más sorprende es la increíble caracterización de Gollum, que es un personaje realizado por ordenador, aunque generado a partir de los movimientos y gestos faciales del actor Andy Serkis, quien también le da la voz en la versión original. Sin dudarlo es lo mejor que se ha hecho hasta la fecha en CGIs, dejando a los lucasianos Yoda y Jar Jar Binks como si fueran meros muñecos de trapo. La interpretación de Gollum es perfecta, protagonizando las mejores escenas de la película. Los primeros planos y las conversaciones con Frodo y Sam son soberbios y no parece en ningún momento que estemos ante algo efectuado por ordenador, sino ante un verdadero actor. El aspecto dual de la personalidad de Gollum es impecable en todo momento. No sería descartable que gracias a Gollum, en un futuro cercano tengamos un Oscar para este tipo de "actores"; de hecho este año en los Critics’ Choice Awards existe dicha categoría . Ya pueden espabilarse los actores de carne y hueso, porque lo que Andrew Niccol exponía en la estupenda película Simone (S1m0ne, 2002) no está tan lejos como pueda parecer. Entre el reparto que repite de la anterior película podemos destacar a Sean Astin como Sam y a Elijah Wood como un Frodo más oscuro y con esa personalidad dual que tienen los portadores del Anillo Único fruto de su maligna influencia. El resto repite con igual fortuna sus personajes con sus toques característicos, acentuándose la parte cómica del enano Gimli, otro punto que no acaba de convencer a los puristas y que personalmente tampoco me acaba de gustar del todo. De entre los nuevos personajes hay dos que destacan sobremanera: Miranda Otto como Eowyn, en un papel que dará mucho jugo en la tercera parte y del cual me quedo con sus miradas hacia Aragorn, y el estupendo Brad Dourif como el taimado Grima Lengua de Serpiente. Tanto Ian McKellen como Christopher Lee tienen una escasa participación esta vez, igual que los elfos interpretados por Hugo Weaving o Cate Blanchett. Liv Tyler aparece, pero en un tono onírico e introduciendo un suspense que permite que la relación entre Aragorn y Eowyn desprenda la necesaria química. Las escenas oníricas y de flash-back aparecen fotografiadas con tonos muy azulados. Diseño de producción Al rodarse a la vez las tres partes, el excelente aspecto de la primera se precibe también aquí e incluso se acrecienta con impresionantes localizaciones y escenarios con los que el tolkieniano más acérrimo disfrutará enormemente como la Puerta Negra, la ciudad de Edoras, el abismo de Helm, el bosque de Fangorn, la Ciénaga de los Muertos o la ciudad de Osgiliath, algunos de los cuales parecen sacados directamente de los fenomenales dibujos de John Howe o Ted Naismith que tan bien ilustran la obra de Tolkien. De nuevo los paisajes neozelandeses van perfectos para la película y en todo momento el paisaje es otro personaje más como en las películas de Anthony Mann. Vemos un mapa que clarifica bastante la situación de guerra planteada en Góndor y Rohan y que nos sitúa perfectamente, cosa de la que muchas películas actuales carecen al no dar una adecuada sensación de espacialidad y de ubicación física. Las armaduras y el vestuario son espléndidos, destacando las armaduras de los rohirrim y, en concreto, la del rey Theoden, así como las de las huestes de Saruman en la batalla del abismo de Helm. Todo un sueño hecho realidad y plasmado magníficamente al servicio de la épica. Formato En cuanto al formato hay que decir que es el mismo que el de la primera película, con lo que tiene todas sus virtudes y, sobre todo, sus mismos defectos. Es uno de los grandes handicaps, cinematográficamente hablando, ya la película se ha rodado en Super35 cuando habría lucido infinitamente mejor en Panavision 35 o mejor aún en el desgraciadamente abandonado de 70mm. Con el Super35 se usa el fotograma completo (formato cuadrado de televisión a 1.33:1), perdiéndose mucha definición porque para su exhibición en cines se elimina imagen de arriba y de abajo hasta que obtiene el ratio de pantalla deseado, en este caso 2.35:1 y que es para el que el director compone las diferentes escenas. Luego, en televisión se podrá ver el fotograma completo (cuadrado). Por eso, en pantallas de cine muy grandes veremos que los planos generales no tienen demasiada definición y que la imagen ofrece un poco de grano según las tomas de que se trate. Además, dado el dinamismo y movimientos rápidos de cámara y montaje en las escenas de batalla (excelentes por cierto) recomiendo encarecidamente ver esta película en el cine un poco atrás y desaconsejo ponerse en filas cercanas a la pantalla. En el caso que nos ocupa y quizá achacable a la calidad de la sala en la que vi la película, me ha parecido que se veía un poco mejor que la anterior, pero en buena lógica debería verse igual. Efectos especiales Las tres películas se rodaron a la vez y durante el año que transcurrió entre el estreno de la primera y el de la segunda buena parte del tiempo se destinó a añadir efectos infográficos, siendo estos como los de la primera: excelentes en su mayoría, aunque algunos de ellos parezcan "demasiado ordenador" y canten bastante a videojuego. Entre estos cabe destacar negativamente el aspecto visual de los huargos. El mejor efecto con diferencia es el personaje de Gollum, que casi semeja sobrenatural por lo real que parece y lo perfectamente que interpreta su personaje con una gama de gestos faciales y matices interpretativos que para sí quisieran algunos actores consagrados y más si tenemos en cuenta la dificultad del personaje con su doble personalidad, maravillosamente presentada, por ejemplo, en una escena de plano- contraplano que casi es la mejor de la película. La batalla, con enormes cantidades de tropas luchando, es impresionante y está a la altura de las escenas de batallas de Starship Troopers o Espartaco por ejemplo. Lo mejor es que la batalla más impresionante está por llegar y la veremos en la tercera parte. Fotografía Al movernos por la Tierra Media hacia zonas más peligrosas y dominadas por el enemigo la luz que tenía buena parte de La Comunidad del Anillo se ve sustituida por tonos más oscuros y sombríos con calidades verdosas y grises junto al sempiterno azul nocturno. La fotografía sigue siendo impecable y tanto las escenas nocturnas como las de la batalla principal están bien fotografiadas, con un predominio de los tonos azulados. Una auténtica delicia que además pone de manifiesto lo cinematográfico de la lluvia al principio de la batalla. Música De nuevo Howard Shore hace una composición espléndida que encaja perfectamente con las imágenes que ilustra. La música está omnipresente en todo el film y, lógicamente, es similar a la de la primera parte, pero en este caso resulta más oscura e introduce elementos, principalmente de cuerda, que dan un toque distinto que va perfecto para indicar los diferentes lugares y personajes que vamos viendo, en especial Rohan y sus habitantes. El tema principal que suena al final de la película está interpretado por la cantante Emiliana Torrini, quien curiosamente tiene una voz parecida a la de la islandesa Björk. Conclusión Estamos ante un espectáculo visual impecable y ante una estupenda continuación de La Comunidad del Anillo, siendo una digna heredera de la película que abrió la trilogía y rayando a su misma altura. La lástima es que haya que esperar otro año para ver la parte que completará la trilogía. Igual que la anterior, se presta mucho a volverla a ver para apreciar los numerosos detalles que tiene. Gratifica comprobar cómo el buen cine de aventuras cobra vida de forma tan espléndida, y más cuando el género parecía en franca decadencia desde los tiempos de Indiana Jones. Peter Jackson ha confirmado que habrá versión extendida de Las dos torres, igual que lo hubo con La Comunidad del Anillo, de modo que es de suponer que mejorará mucho la película, ya que hay algunas partes que no quedan muy claras y da la impresión de que falta algo o de que se podría completar de forma más satisfactoria. En el momento de la edición en DVD habrá que volver a ello. Paco Bruña (Bilbao, España)


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Gisele, piercing en el ombligo
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,22 ss.