Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  domingo, 25 de febrero de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineEl hombre que nunca estuvo allí (The Man Who Wasn
[ caché de Tempus Fungui: 13:49:13 - 20/07/2003 · Leído 1167 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
EL HOMBRE QUE NUNCA ESTUVO ALLÍ (THE MAN WHO WASN

Ed Crane es un barbero de una pequeña ciudad norteamericana, un sujeto aparentemente normal que lleva una vida tranquila y aburrida con su esposa. Pero Crane está lejos de ser normal. Al descubrir que su mujer mantiene relaciones con su jefe elabora fríamente un plan para chantajear al empresario...

Ficha Técnica

Dirección: Joel Coen / Año: 2001 / País: USA / Duración: 116 min / Intérpretes: Billy Bob Thornton (Ed Crane), Frances McDormand (Doris Crane), Michael Badalucco (Frank Raffo), James Gandolfini (Big Dave), Katherine Borowitz (Ann Nirdlinger), Jon Polito (Creighton Tolliver), Scarlett Johansson (Birdy Abundas), Richard Jenkins (Walter Abundas), Tony Shalhoub (Freddy Riedenschneider), Adam Alexi-Malle (Jacques Carcanogues), Peter Schrum (William von Svenson) / Guión: Joel Coen & Ethan Coen / Producción: Ethan Coen / Música: Carter Burwell / Fotografía: Roger Deakins / Montaje: Tricia Cooke y Roderick Jaynes (Joel Coen & Ethan Coen) / Diseño de producción: Dennis Gassner / Vestuario: Mary Zophres.

Comentario

Cinèma noir en estado puro

Premiado con la Palma de Oro a la mejor dirección en Cannes, El hombre que nunca estuvo allí (The Man Who Wasn"t There, 2001) es una de las mejores películas de los hermanos Coen. Después de una incursión en la comedia con el simpático film O Brother!, los Coen vuelven al género que más ha influido su trabajo: el cine policial o noir.

Identificar el estilo de estos cineastas es una tarea ingrata. Sus películas no poseen una coherencia de épocas, temas, puntos de vista, personajes, ni tampoco de género. Pero películas tan dispares como Fargo y O Brother! mantienen algunos puntos comunes. El más evidente es el cuidado en la producción. Los Coen muestran una patente obsesión por los detalles de escenografía, figuración y reconstrucción de época. En El hombre que nunca estuvo allí podemos observar este detallismo a lo largo de todo el metraje, desde las revistas populares a la vestimenta de los personajes, rasgos sobre la década de los 50 donde la acción tiene lugar. Otro punto común está en los personajes, excéntricos y siempre insertos en situaciones inusitadas que normalmente se resuelven de un modo imprevisible.

El hombre que nunca estuvo allí es un ejercicio de reconstrucción y homenaje al género noir, ya tratado por los hermanos en otras películas como Sangre Fácil y Muerte entre las Flores. Apropiándose totalmente de la estética y narrativa características del género -la influencia de las portadas e ilustraciones interiores de las revistas pulp de la época es innegable-, la película se nos presenta como un magnífico film de suspense centrada la década de los 50 a través de una historia policial clásica. Ed Crane (Billy Bob Thornton) es un barbero de una pequeña ciudad norteamericana, un sujeto aparentemente normal que lleva una vida tranquila y aburrida con su esposa. Pero Crane está lejos de ser normal. Al descubrir que su mujer mantiene relaciones con su jefe elabora fríamente un plan para chantajear al empresario.

El guión de la película es redondo: a medida que la trama va siendo más compleja, a medida que los acontecimientos comienzan a generar otros nuevos, es cuando se percibe el buen hacer de los Coen: ningún diálogo desencaja y ninguna acción queda por explicar. Se trata de un guión clásico, de ritmo lento como la propia vida de Crane, con ligeros toques irónicos y esperpénticos a los que nos tienen acostumbrados los Coen. Aunque quizás, por ponerle algún "pero", el desenlace de la historia puede parecer algo precipitado.

La atmósfera fría, acentuada por la fotografía en blanco y negro de la cinta, comienza a tener sentido cuando se comprende en los moldes del género noir: crímenes, traiciones, asesinatos, chantajes y un protagonista, Ed Crane, displicente, inexpresivo, duro pero a la vez sensible, un auténtico clásico. Billy Bob Thornton hace un trabajo espectacular, su interpretación contenida resalta en todo momento que el personaje no encaja en el mundo que vive, y el film saca provecho de una iluminación que resalta las expresiones herméticas de su rostro.

No hay más que verla. Es una excelente revisión del género que no dejará indiferentes ni siquiera a los detractores de los Coen y que se ganará a los exigentes cinéfilos del negro clásico.

Enrique López Soriano (Madrid. España)


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Kubrick en el set de Dr. Strangelove
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,14 ss.