Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  jueves, 20 de septiembre de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineDog Soldiers (Dog Soldiers)
[ caché de Tempus Fungui: 13:50:50 - 20/07/2003 · Leído 1408 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
DOG SOLDIERS (DOG SOLDIERS)

Importación

Un grupo de soldados de élite del ejército británico realiza unas maniobras por unos bosques escoceses. Pronto, unas extrañas huellas hacen temer que ahí se cuece algo enigmático. Los soldados son atacados por algo que nada tiene que ver con lo militar: una horda de hombres lobo. Atrincherados en una solitaria casa de campo, habrán de hacer frente a un enemigo imprevisto, sobrenatural. Les ayudará Megan, una zoóloga con conocimientos de licantropía.

Ficha Técnica Director/guión/montaje: Neil Marshall / Producción: David E. Allen, Christofer Figg, Tom Reeve / Diseño de producción: Simon Bowles / Fotografía: Sam McCurdy / Música: Mark Thomas / Dirección artística: Christina Schaffer / Maquillaje: Dave Bonneywell / Efectos especiales: Roland Goddin, Martin Lader, Harry Wiessenhaan, Rick Wiessenhaan, Robert Zepers / Efectos visuales: Bob Keen, Neil Culley / Intérpretes: Sean Pertwee (Wells), Kevin McKidd (Cooper), Emma Cleasby (Megan), Liam Cunningham (Ryan), Darren Norfitt (Spoon), Thomas Lockyer (Bruce), Chris Robson (Joe), Leslie Simpson (Terry), Tina Landini (Camper), Craig Conway (Camper), Vilrrikke’s Acer (Sam, el perro), Bryn Walters (hombre lobo), Bryan Claxton Payne (hombre lobo), Ben Wright (hombre lobo) … / Nacionalidad y año: RU / Luxemburgo 2002 / Duración y datos técnicos: 105 min. color 1.85:1.

Comentario I Después de pasar por numerosos festivales y llevarse a casa más de un premio, Dog Soldiers se estrena, al fin, en el circuito español. Neil Marshall nos presenta en su opera prima a unos soldados enfrentados a una rabiosa jauría de hombres lobo en medio de un frío paraje escocés. La cinta juega con el cine de terror y la acción e incluso hay espacio para unas dosis de gore y humor británico, que hace las delicias del aficionado al género. Dog Soldiers es un divertimento, una película hecha pensando en las exigencias del espectador que busca material para entretenerse y pasar un buen rato. Esta nueva incursión al mundo de la licantropía es un claro homenaje a muchas películas de género como podrían ser Aullidos o Un hombre lobo americano en Londres, pero estas dos películas no son los únicos referentes, pues podemos encontrar influencias del Sam Raimi de Evil Dead, de John Carpenter y su fantástica Asalto a la comisaría del distrito 13 o en su defecto a La Noche de los Muertos Vivientes de George A. Romero, e incluso podríamos vislumbrar la camaradería masculina de John Ford o Howard Hawks en su Río Bravo, si bien posiblemente lo mejor reside en la visión perversamente macabra que Marshall hace de dos cuentos infantiles, Rizitos de oro y Los tres cerditos, quizá el punto más interesante de la película. Marshall sabe cuáles son sus limitaciones, sabe qué es lo que puede rodar y cómo puedo hacerlo, y prefiere sugerir antes que mostrar, y mostrar cuando tiene que hacerlo; es todo un artesano y prefiere utilizar la imaginación al efecto especial y así ahorrarse un dinero para volcarlo en cosas más necesarias, de ahí el regusto ochentero que rebosa la cinta, un filme de serie B como los de antes, para nostálgicos. Si tenemos en cuenta de que ésta es su primera obra fílmica, podemos apostar que este joven cineasta va a dar mucho que hablar en el futuro. El poco conocido Sam McCurdy hace con su fotografía un retablo terrorífico y atmosférico de los bosques escoceses -en realidad, los de Luxemburgo-, todo ello envuelto con una partitura sugerente a cargo de Mark Thomas, que ofrece tensión en los momentos clave, incomodando en las butacas al espectador, que como buen voyeur mira, disfruta y se asusta en silencio entre tanta sangre y golpe de efecto. Quedará tatuada en el recuerdo la escena de la vaca como uno de los sustos más emblemáticos de esta cinta de terror, al igual que la persecución paramilitar de los bosques, donde el cazador es presa y la presa cazador. El gran mérito de ésta película es, además de conseguir interesar al personal, su falta de pretensiones, porque es un producto alimenticio para pasar las típicas y duras tardes de domingo, una vez este editado el DVD en España. El film es un delirio continuo que hará las delicias del espectador ávido de sangre, carne y vísceras mezclado con algo de humor y mucha acción como comento más arriba. Los diálogos brutos, viriles, situaciones límite, heroicidades patéticas, protagonistas abiertos en canal saliéndose las tripas de su cuerpo -la escena en que le recomponen a un soldado los intestinos con ayuda de super-glue, una idea que parece salida de la mente del joven Peter Jackson, es una escena que supera todas las curaciones extremas que había visto anteriormente en otros films- convierten Dog Soldiers en una película tan terrorífica como divertida y, además, con un final siempre esquivo, donde realmente nunca se sabe quién va a ganar la pelea. El punto negativo es alguna laguna de guión que hacen que la cinta no sea completamente redonda, aunque no creo que sea suficiente razón de peso ya que la cinta no está ideada para ser tomada en serio, sino todo lo contrario. Para concluir recomiendo que Dog Soldiers sea visionada en cine y, además, en horas intempestivas, a poder ser después de media noche, en esas ya míticas sesiones golfas, para dejarse llevar por el misterio de la luna llena y la noche. Como diría el ex presentador del antiguo programa Noche de lobos: "Buena luna, criaturas de la noche"… Alberto Rodríguez (Barcelona. España)

Comentario II Dog Soldiers ha sido muy valorada por la crítica y los aficionados, ganando el premio a la mejor película y otro especial del público en el Festival de Bruselas 2002, el premio Méliès de Plata en Sitges del mismo año, y también el premio del público en la XII Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián. Es considerada una renovación del cine de hombres lobo, llegando a ser comparada con clásicos, más o menos, como Aullidos o Un hombre lobo americano en Londres. Así que el film ya tiene el aura de película de culto y por tanto es tratada de intocable: decir que Dog Soldiers es un bodrio semejante a cualquier película de serie Z supondrá un ataque virulento plagado de epítetos insultantes a quien se atreva a manifestar esa blasfemia. Pero considerando los nulos méritos de la cinta se debe declarar que Dog Soldiers es una aburrida y pueril sucesión de despropósitos. Lo primero: el torpe guión está plagado de personajes elementales, supuestamente reales para el espectador, delineados con cuatro brochazos y sin una personalidad coherente. Segundo: la única excusa para la película es la acción y nada más, no importa otra aspiración, salvo sólo ver cómo un grupo de soldados se enfrenta a una manada de hombres lobo que los descuartizan y se meriendan sus intestinos. La progresión dramática es inexistente, los tiempos muertos entre las masacres son aburridos y morosos, y no ocurre nada, resultando los diálogos totalmente triviales. La originalidad tan apreciada entre la crítica para con estos hombres lobo no existe pues. De hecho, el guión, los personajes -permítasenos esta licencia estilística- se dedican a argumentar contra las leyendas para luego, en el último momento, hacer uso de ellas del modo convencional, no ofreciendo otra novedad salvo las trampas de guión que Marshall va desplegando de forma improvisada para cubrir las lagunas de su pésima labor. Con la excusa, tan argumentada por los aficionados, de "ser sólo puro entretenimiento" no se ha trabajado en absoluto la película, dejando de lado cosas tan obvias como un guión, una realización, actores..., apareciendo todo ello más cercano a un subproducto destinado al mercado del vídeo que de una película con un mínimo de profesionalidad para ser exhibida en una pantalla grande. Marshall ha referido la influencia de realizadores clásicos como Howard Hawks y John Ford, antes que directores como John Landis, Joe Dante -que, por supuesto, son profesionales más que válidos, y Orson Welles al lado del que firma este producto-, cosa que no parece constatarse ante las imágenes vistas. Así, las influencias parecen más próximas a películas como Bad Moon [vd/tv: Luna maldita, 1996], de Eric Red, de la cual plagia, literalmente, la escena inicial, o de series como El Equipo A (The A Team)¸ de donde toma la mixtura de tiros, personajes cretinos, humor en consonancia y un enfrentamiento a un enemigo de algún tipo. Y resultan más bien risibles intentos de dignificar este engendro comercial convocando nombres como los arriba citados, y sólo presentes en tímidos planos como el que finaliza el film -más cercano, con todo, a Posesión infernal que a Centauros del desierto-. Luis Alboreca (Madrid. España)

Anécdotas * Neil Marshall se dio a conocer en pequeñas esferas con un thriller de bajo presupuesto, Killing Time (1995), donde fue co-guionista, montador y coordinador de las escenas de acción, y el cortometraje de Combat, escrito y dirigido por él mismo.* El nuevo proyecto de Neil Marshall es otra película de terror titulada The Dark que, según palbras del realizador, será más terrorífico y salvaje que Dog Soldiers. * Originalmente Dog Soldiers formaba parte de una trilogía, pero cuando Kismet Entertainment decidió financiar la película, todos los derechos del material fueron a parar a esta productora, por tanto la idea de continuar las historias que Marshall tenía escritas formarán parte de nuevos guiones para nuevos proyectos del director sin tener ninguna conexión con ésta. * La preproducción de Dog Soldiers fue de 6 años. * La secuela que de ésta se está preparando llevará la firma de Neil Marshall en el guión pero no en la dirección, ya que éste se ha negado a colaborar pues el presupuesto será aún más bajo que el de la primera. * Para dar vida a los licántropos se fabricaron animatronics (una mezcla de robots y disfraces) movidos por medio de mecanismos y seres humanos. * En Estados Unidos no se ha estrenado en cine, sino tan sólo se ha podido ver en su pase por Sci-Fi Channel, donde tuvo una gran acogida. *Al frente de un amplio equipo de maquilladores, Dog Soldiers tiene a Bob Keen (1960), uno de los más reputados artesanos de los efectos especiales (criaturas casi siempre) de Gran Bretaña y, por extensión, Europa. De unos inicios como meritorio en Alien, el octavo pasajero y El Imperio contraataca, Keen pasó a ser el responsable de, por ejemplo, Hellraiser y Candyman. Ha dirigido telefilms y algún film aquí no estrenado.


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Gisele, piercing en el ombligo
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,17 ss.