Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  martes, 23 de octubre de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineDaredevil (Daredevil)
[ caché de Tempus Fungui: 13:51:28 - 20/07/2003 · Leído 1252 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
DAREDEVIL (DAREDEVIL)

Siendo un niño, y tras un accidente que le deja ciego, Matt Murdock pierde a su padre, asesinado por unos gángsters. Sin embargo, a cambio de su ceguera, obtiene unos fabulosos poderes que a modo de radar le permiten ver, oír, sentir cosas como nadie puede. A partir de entonces se promete usar su don para defender a los más débiles, convertido en un vengador de la noche: Daredevil, el Hombre sin Miedo.

Ficha Técnica

Director
: Mark Steven Johnson / Productores: Avi Arad, Gary Foster y Arnon Milchan para New Regency y Marvel Enterprises Inc. / Guión: Mark Steven Johnson, según los personajes de Stan Lee, Bill Everett y Frank Miller / Fotografía: Ericson Core / Música: Graeme Revell / Supervisor de efectos especiales: Rich Thorne / Montaje: Dennis Virkler y Armen Minasian / Intérpretes: Ben Affleck (Matt Murdock/Daredevil), Jennifer Garner (Elektra Nachios), Colin Farrell (Bullseye), Michael Clarke Duncan (Wilson Fisk/Kingpin), Jon Favreau (Foggy Nelson), Joe Pantoliano (Ben Urich), David Keith (Jack Murdock), Leland Orser, Lennie Loftin, Erick Avary, Derrick O"Connor / Nacionalidad y año: USA 2002 / Duración y datos técnicos: 107 min. color.

Comentario

Daredevil, Dan Defensor en la España de mi infancia, fue uno de los últimos personajes creados por Stan Lee para Marvel Comics en el año 1964. Spiderman, Los Cuatro Fantásticos, Los Vengadores, Hulk, X-Men, Capitán América y muchos otros llevaban algunos años publicándose con éxito. De ahí que Daredevil, un héroe ciego y sin superpoderes, un remedo casi de Batman, naciera con vocación de segundón, cosa que fue durante muchos años hasta que una joven promesa llamada Frank Miller lo adoptó, guionizando y dibujando no solo una de las mejores sagas de la historia del noveno arte, sino elevando al personaje a una cota que nunca ha vuelto a alcanzar, dotándolo de las características humanas y adultas que Daredevil necesitaba para entrar en el panteón de los inmortales.

De igual modo, la película que dirige y guioniza Mark Steven Johnson, tiene una marcada tendencia hacia la serie B, un filme de menor presupuesto que no pretende, por fortuna, emular a Spider-Man, sino disponer de su propia personalidad. En su doble faceta, Johnson ha captado la ironía en la que vive Matt Murdock, abogado de día, defensor de los oprimidos con la ley en la mano, desvalido a causa de su ceguera, pero vengador enmascarado de noche, un fuera de la ley dotado de poderes y habilidades que le permiten destruir a sus enemigos, a los hampones que aterran a los inocentes en la Cocina del Infierno. Matt se ve obligado cada noche a vestir su traje de diablo rojo, en una interminable cruzada que le hace revivir día tras otro el drama de su infancia: la muerte de su padre. Su conciencia católica es la que le empuja asimismo a confesar sus pecados ante un sacerdote, que conoce su doble identidad, cansado de ver a Matt Murdock autodestruyendo su fe, su moral, en una lucha sin cuartel que tarde o temprano acabe también con su vida.

Mejor guionista que director, faceta en la que no dispone de un estilo propio, Johnson se plantea un Daredevil pesimista y obsesionado, fatigado de tener que ocultar su soledad bajo el disfraz de superhéroe. Es estupenda la escena en la que vuelve de una pelea a su refugio y se desnuda, enseñando un cuerpo lleno de cicatrices, escupiendo un diente sangrante bajo la ducha, tomando una pastilla para dormir y sumergiéndose en un tanque de agua aislante para evitar que los sonidos que capta su superoído no le vuelvan loco. Este Daredevil juzga y aplica las sentencias con igual rigor que un verdugo, no es el superhéroe noble de otros filmes, es casi un ángel vengador enviado por un Dios colérico, porque conoce la maldad que reside en el corazón de los hombres, la misma que le dejó huérfano y ciego y condenó su vida para siempre.

En Daredevil no hay grandes escenarios, el tono es intimista, el noventa por ciento de la película se desarrolla de noche, sobre los tejados de un Nueva York gris y amenazador, con una fotografía oscura que apenas nos permite ver los movimientos de los personajes, bajo una lluvia constante que le da ese aspecto gótico tan adecuado. Incluso los efectos especiales resultan pobres muchas veces. Afortunadamente se ha dado mayor peso a la historia, presentando algunas variaciones sobre los personajes creados por Stan Lee y basándose en el arco argumental de Frank Miller, que es a quien más debe conceptualmente el filme. A pesar de ciertas licencias: diferencias iconográficas y de interpretación (Bullseye, Elektra, Kingpin no se parecen a los originales), el espíritu del cómic está muy bien retratado y ese pesimismo al que aludo se percibe a lo largo de todo el metraje, lo que, unido a su marcada violencia, deja claro que este Daredevil no es un filme para niños (en Estados Unidos recibió una calificación con reparos) y que hay mayor profundidad y riesgo en su propuesta de la que se apreciaba en Spider-Man, por ejemplo.

Aunque carezca de una impronta definida, a falta de una mejor dirección, sí que hay que estar agradecidos por ciertos hallazgos visuales notables, como por ejemplo la forma de mostrarnos a Matt niño en el hospital descubriendo sus nuevos poderes, no como algo maravilloso sino como una experiencia traumática, o la preciosa escena en la que Matt ve por primera vez el rostro de Elektra por el efecto que la lluvia junto al sentido de radar producen en su cara. De ahí que seamos testigos, en un ambiente sombrío, de una bonita historia romántica entre ambos protagonistas y que muy shakespearianamente estará destinada al fracaso.

Uno de mis mayores miedos era hasta qué punto los actores escogidos iban a saber encarnar a unos personajes que conozco desde niño. Y el resultado ha sido satisfactorio, pues todos ellos consiguen aportar a su propio papel la justa personalidad. No importa que Kingpin sea blanco en los cómics y que aquí lo interprete un actor negro, o que Bullseye tenga ese aspecto de motero macarra, ambos bordan sus papeles. O que Ben Affleck no parezca el más indicado para representar las dudas del Hombre sin Miedo, porque realmente ha conseguido entrar en el personaje y representar sus conflictos internos, barnizados a ratos de una leve ironía.

Y por ponerle algunos puntos negativos: que la música no es la más indicada, no hay una fanfarria de Daredevil que se quede en la memoria; que los títulos de crédito son demasiado iguales a los de Spider-Man, o que la parte infográfica no está bien resuelta.

Así que una vez más, el cine ha sabido estar a la altura de un personaje de viñeta, sin alterar su esencia y aportando de su propia cosecha un puñado de buenas ideas. Más cercano a un antihéroe que a un superhéroe, es posible que esta adaptación no guste a los puristas, a los fans más recalcitrantes del personaje, pero a mí este Daredevil me parece tan de carne y hueso que consigue transmitirme su debilidad, sus obsesiones, sin perder un ápice de mitomanía por ello. Además, el triple duelo final es magnífico.

Y un último detalle, no tengan prisa en dejar sus butacas cuando aparezcan los títulos de crédito finales… hay sorpresa.

Anécdotas

Antes de comenzar el filme, vemos la misma introducción, con las imágenes de viñetas sucediéndose rápidamente y el logo Marvel, que en Spider-Man, lo que hace pensar que vaya a ser la marca de la casa en todas las películas basadas en sus personajes. * Como sucedía en Spider-Man o X-Men, hay varios guiños a los creadores y dibujantes del personaje, así podemos ver a Stan Lee en un breve cameo, al director y guionista Kevin Smith interpretando un pequeño papel de un forense llamado Jack Kirby, o el nombre de John Romita en neones como contrincante de Jack Murdock en el cuadrilátero. * El creador del traje de cuero rojo es James Acheson, el mismo que diseñó el disfraz de Spider-Man en la película homónima.

Bibliografía

Daredevil
, desde Stan Lee a Frank Miller, puede encontrarse en diferentes formatos, los Excelsior en blanco y negro o la reciente colección de quioscos a color. Edita: Planeta DeAgostini. * Daredevil : la adaptación de la película al cómic, también editado por Planeta. César Ibáñez Chiarcos (Madrid. España)


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Jennifer Connelly, retrato
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,20 ss.