Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  domingo, 17 de febrero de 2019
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineBatman Forever (Batman Forever)
[ caché de Tempus Fungui: 13:52:51 - 20/07/2003 · Leído 1445 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
Batman FOREVER (BATMAN FOREVER)

Batman asiste a un frenético enfrentamiento con Dos Caras y, a continuación, en su personalidad de Bruce Wayne, visita sus industrias, donde conoce a un desquiciado inventor llamado Edward Nygma, a quien desdeña la creación que éste le muestra. Cuando Nygma presencia por televisión la "actuación" de Dos Caras en un circo, matando de paso a la familia Grayson casi al completo y dejando huérfano al joven Dick, el enloquecido creador se convertirá en el Enigma y ofrecerá su colaboración al criminal de doble faz...

Ficha Técnica

Director: Joel Schumacher / Productores: Tim Burton y Peter MacGregor-Scott para Warner Bros. / Guión: Lee Batchler, Janet Scott Batchler y Akiva Goldsman, según los personajes creados por Bob Kane y Bill Finger / Fotografía: Stephen Goldblatt / Música: Elliot Goldenthal / Efectos especiales: Rick Baker (maquillajes), Albert Whitlock (efectos visuales) / Diseño de producción: Barbara Ling / Intérpretes: Val Kilmer (Batman), Tommy Lee Jones (Harvey Dent/Dos Caras), Jim Carrey (Arcetijos), Nicole Kidman (doctora Meridian), Chris O"Donnell (Dick Grayson/Robin), Michael Gough (Alfred), Pat Hingle (Gordon), Drew Barrymore, Debi Mazar, Ed Begley Jr., René Auberjonois… / Nacionalidad y año: USA 1995 / Duración y datos técnicos: 117 min. color scope.

Comentario

«¿Puedo persuadirle que se lleve un bocadillo, señor?».

Esta es la primera frase pronunciada en el Batman Forever de Joel Schumacher, y supone toda una declaración de principios de lo que, en adelante, será toda la película. Pronunciada por un servicial mayordomo a un ceñudo Batman, la frase sintetiza la esencia del film entero: Joel Schumacher, un servicial mayordomo, ilustra una película torva y guasona que en ningún momento logra hallar su propia identidad, en la mezcolanza de estilos narrativos y visuales que acumula.

Así, Schumacher, un director sin sello propio, copia el estilo tenebrista de las dos películas previas de Tim Burton (1), trasladando ese mimetismo al mismo diseño de la ciudad, pero con una iluminación diríase tomada de un musical de Vincente Minnelli. Sin embargo, en esa carencia de personalidad, el realizador también rastreará otras fuentes, fagocitándolas, por muy incompatibles que sean entre sí; de esa manera, a ese tenebrismo burtoniano que hemos referido se le une una "brillantez" visual que no queda lejos de las aportaciones de la serie televisiva de los 60, lográndose de ese modo un collage chirriante e indigesto. Pero las influencias no acaban aquí: Batman Forever comienza como Blade Runner -un plano general de una urbe sobrepoblada, de edificios mastodónti-cos, luminosos neones e inmensos carteles publicitarios que exhiben rostros satisfechos- y acaba como Bram Stoker"s Dracula -un enloquecido Enigma encerrado en la celda de un manicomio y enjaezado por una camisa de fuerza de mangas descomunales, al modo del Renfield de Coppola-; en medio está la inanidad más flagrante. Al final, la película supone lo que uno de los personajes dice a lo largo de la misma: «Heavy metal mezclado con Casa & Jardín».

Los previos Batman dirigidos por Tim Burton, pese a su relativo éxito popular, no eran películas comerciales, de ahí que en esta operación se optase por un rumbo que rindiese pingües beneficios económicos. Por tanto se prescinde de un director en exceso imaginativo y se contrata a uno nuevo -Joel Schumacher, cuya superficial Línea mortal es la referencia más representativa para comprender los resultados- que aporte una óptica totalmente distinta a la ofrecida por el autor de Ed Wood: si Burton ejecutaba un ejercicio tenebrista, claustrofóbico e inquietante, Schumacher, como hemos comprobado, brindará una visión brillante, aireada y de regocijo. Claro que la brillantez que se pretende es la que impregna el cine de acción contemporáneo, y el regocijo es el que empasta a la actual comedia americana. Y de ahí que la referida "brillantez" estribe en continuadas explosiones, música a toda pastilla, perpetua verborrea que nada aporta a la evolución narrativa de la historia, perennes movimientos aparatosos de grúa y steady-cam, un montaje por medio de planos ultracortos para equipar de un hipotético ritmo al filme y que lo único que consigue es, una vez más, confundir la velocidad con la precipi-tación y el embarullamiento, y una realización que debe más a la técnica publicitaria que al arte cinematográfico: Batman Forever, al fin y al cabo, es un inmenso anuncio que se vende a sí mismo y a su merchandising. Y de ahí que el referido regocijo estribe en lo que pudiera ya llamarse el síndrome de Forrest Gump, esto es, la apología de la estupidez, cuyo máximo representante es el insoportable Jim Carrey. Porque lo único que procura Schumacher con Batman Forever es montar un espectáculo al servicio de las payasadas de Jim Carrey, a tal punto que el mismísimo Dos Caras pasa a convertirse en un títere de Enigma.

Lo más significativo de este bodrio es que todos los personajes del film son de una redomada imbecilidad. Dejando a un lado a Jim Carrey, matrícula de honor a Nicole Kidman, cuya psicóloga aparece como uno de los representantes de esta profesión más inútiles de toda la historia del cine, superando inclusive al Richard Gere de la horrible Análisis final (Final Analysis, 1992), de Phil Joanou; hasta el mismo Alfred es tan estúpido de confundir a Dos Caras y Enigma con tiernos infantes; el comisario Gordon es un idiota que observa embobado y con la boca abierta las evoluciones circenses de la familia Grayson y, ante una nota que dice Adiós mundo cruel, afirma categórico: «No cabe duda: es un suicidio»; y Dos Caras se convierte en una torpe mímesis del Joker de Jack Nicholson, carente por completo de la personalidad que poseía en los cómics y supeditado, como ya decíamos, a ser una sombra de Enigma.

Cabe añadir, lamentablemente, que la torpe labor de los actores hace caer aún más en picado este Batman Forever. Jim Carrey no llega al nivel de actor; Tommy Lee Jones, a quien considerábamos hasta ese momento un gran intérprete, se revela de un histrionismo aterrador, teóricamente para no ser devorado por el Carrey; Nicole Kidman aparece de una incompetencia similar a la de su personaje; Val Kilmer no transmite la antipatía que destilaba Michael Keaton, pero no pasa de ser un mero guaperas insulso; Chris O"Donnell, por tanto, emerge como lo mejor de este plantel, sin hacer nada del otro mundo. Dejemos a un lado a Michael Gough (Alfred) y Pat Hingle (Gordon), soberbios actores que nada pueden hacer con el atroz guión -y escaso papel- que les ha caído en manos, o René Auberjonois (actor habitual en el cine de Robert Altman y el Odo de Star Trek: Espacio Profundo Nueve), que en su papel del doctor Burton [!] aparece quince segundos.

Así pues, la película supone una infantilización en grado sumo de todos los conceptos que va desarrollando. La serie de los 60 tenía unas intencionalidades concretas que asumía y lograba, mientras que la presente obra trata de jugar en todos los frentes simultáneamente, invalidando cada idea con su antítesis. Por tanto la película, tras un arranque absurdo y acelerado, ofrece unas interpretaciones caricaturizadas, unas escenas de acción aburridísimas, unos juegos de palabras por completo infantiles entre Batman y la doctora Meridian, y el Cruzado de la Noche acaba liberándose de todo trauma, aplanando su caracterización psicológica: «Ya no hay trauma», dirá, precisamente, Batman, una frase tan simple en forma y fondo que desbarata toda la idiosincrasia del personaje; la deducción de todo ello supondría la "cura" de Bruce Wayne y, por tanto, la "muerte" de Batman: éste ya no es, pues, necesario.

La aparición, por fin, de Robin muestra a Dick Grayson con un hermano, cuando en los cómics era hijo único. Y cabe resaltar que durante la actuación circense de los Grayson Voladores, éstos lucen el traje tradicional de Robin en los tebeos. Y no podemos dejar de señalar que, al menos, la presencia del Joven Maravilla aporta la única frase con enjundia de toda la película, cuando Alfred dice al muchacho: «Las alas rotas sanan con el tiempo. Algún día el petirrojo volverá a volar».

Batman Forever, por tanto, es una mera operación de marketing -más aún que los previos films, dignificados por el talento de Tim Burton-, una típica basura comercial que poco aporta a la evasión, al ingenio, al entretenimiento, aún menos al arte.

Anécdotas

* Insistentes rumores hablan de un posible director"s cut de la película, con algo así como una hora más de metraje, entre el cual habría un plano de Val Kilmer enfrentado a un murciélago gigante (imaginamos que en una escena onírica). * El papel de Acertijos estaba previsto inicialmente para Robin Williams, también elegido en un inicio en el primer film para hacer de Joker. * El papel de Nicole Kidman se pensó también para Robin Weight, Rene Russo o Sandra Bullock.* En los Oscar de 1996 fue nominada para mejor fotografía, mejor edición de sonido y mejor sonido. En los Globos de Oro de ese mismo año fue nominada a mejor canción, la cual también fue nominada en los Razzie como peor canción… La revista Sci-Fi Magazine la premió en 1995 como mejor película de fantasía, así como a la banda sonora.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

______________

(1) Presente aquí, teóricamente, como productor, al lado de Peter MacGregor-Scott. Sin embargo, significativo resulta que, en los rótulos finales, aparezca acreditado un ayudante para ese otro productor -junto a otros para Schumacher y los actores principales-, pero no para Burton. ¿Acaso la acreditación de Burton es meramente un formulismo, y nada tuvo que ver en realidad con el film? Mucho nos lo tememos...


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Bai Ling
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,16 ss.