Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  lunes, 26 de agosto de 2019
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineAbre los ojos
[ caché de Tempus Fungui: 13:55:12 - 20/07/2003 · Leído 1386 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Pasadizo Análisis de Películas [ Link Original ]
ABRE LOS OJOS

En la celda de un psiquiátrico penitenciario, un joven de veinticinco años (César) empieza a relatar a su psiquiatra (Antonio) los hechos que, según él, le han llevado hasta allí...

Ficha Técnica Productores: Las Producciones del Escorpión (Madrid), Sociedad General de Cine (Madrid), Les Filmes de Alain Sarde (París), Luck S.R.L. (Roma) / Director: Alejandro Amenábar / Productor: José Luis Cuerda / Productores ejecutivos: José Luis Cuerda, Fernando Bovaira / Director de producción: Emiliano Otegui / Guión: Alejandro Amenábar, Mateo Gil / Director de fotografía y cámara: Hans Burmann / Música: Alejandro Amenábar, Mariano Marín / Director artístico: Wolfang Burmann / Efectos especiales: Reyes Abades / Efectos especiales de maquillaje: Colin Arthur (Dream Factory) / Efectos digitales: Molinare, S.A. / Año de producción: 1997 / Intérpretes: Eduardo Noriega (César), Penélope Cruz (Sofía), Chete Lera (Antonio), Fele Martínez (Pelayo), Najwa Nimri (Nuria)....

Nota del Director Abre los ojos habla sobre la alienación. Sobre todas las alienaciones. ¿Qué sabemos de lo que nos rodea? ¿De cuántas maneras diferentes se puede percibir una misma realidad? En ese sentido ABRE LOS OJOS es para mí, más que nunca, un reto en lo que respecta a la colocación de la cámara, al punto de vista a adoptar como director. Jamás había dudado tanto sobre mi papel como observador. En esta película se habla mucho sobre las apariencias, sobre lo que creemos que es real o no. Todo lo que ocurre en la película está siempre en la mente del personaje que interpreta Eduardo, que además está recluido en un psiquiátrico penitenciario. Pero, ¿quiénes son todos los demás personajes? En esta historia se plantean un montón de preguntas que se responden sólo al final. César, es un personaje con varias personalidades. Se mueve al menos en una dualidad, hay un triángulo que serían Nuria, Sofía y César. Nuria para César representa el deseo, la pasión, la inestabilidad, la aventura. Y Sofía representa absolutamente todo lo contrario, la estabilidad, la ternura. De alguna manera puede decirse con humor que César, el personaje que interpreta Eduardo Noriega en ABRE LOS OJOS, es un castigo al personaje pijo que interpretaba en TESIS, como decía José Luis Cuerda, es un personaje al que le ponen en jaque su personalidad. Lo que podría haber sido una amable comedia de enredo se convierte en la peor de las pesadillas. ABRE LOS OJOS es un thriller con muchos elementos: amor, suspense, terror, ciencia ficción En esta película la emoción está desde que arranca la historia, cuando ves que se tienen que separar y no quieren La película ha quedado mucho más emocionante que el guión. A ello han contribuido los actores, la fotografía, la música ... Muchas veces hemos tenido la sensación de que ya hemos vivido algún momento y lo que yo pregunto es: ¿Y si realmente ya lo hemos vivido? Alejandro Amenábar



Notas de Producción Abre los Ojos es como un río con mucha corriente donde van flotando varios materiales muy distintos como la amistad y la traición a un amigo, un amor que empieza y otro que termina, la apariencia de las cosas y lo que las cosas son en realidad, incluso si esa realidad está hecha también de apariencias o si esas apariencias arrastran algo de realidad aunque no queramos reconocerlo. En ABRE LOS OJOS un hilo tenso de intriga psicológica, insospechadamente proyectado al futuro nos obliga a recorrer sin pestañear todos los recovecos, tan reconocibles como interesadamente ocultos, de los sentimientos humanos: El deseo sexual, la traición al amigo, el autoengaño, la culpa, la venta mil veces consumada del alma al diablo y la fragilidad de las apariencias, que paradójicamente, tienen hoy una importancia sustantiva. Nos hemos educado a conciencia para destruir el paraíso y, cuando lo ponen en nuestras manos, no podemos evitar destrozarlo, como fatalmente hace el niño con su juguete favorito. El espectador se va a preguntar qué está ocurriendo, por qué esto es así. Se dirá: ¿A este hombre se le está engañando?, ¿Este hombre me está engañando a mí? ¿Qué está pasando aquí? Atravesará sin aliento, el trayecto que va de la perplejidad inicial a las respuestas que dará la ciencia a la supervivencia humana pasado mañana. Y, para ello utilizará como guía la duda, la inquietud, el miedo, la sorpresa. Un recorrido entretenidísimo en el que, como en toda historia que no quiera perecer en la banalidad, la procesión va por dentro. Alejandro trabaja con los actores durante meses (2-3 meses o lo que haga falta), y en el rodaje les pide lo que éstos ya han aceptado que están dispuestos a dar. Una vez que ha terminado la película, si el espectador cierra los ojos y se ensimisma, si piensa lo que acaba de ver, puede darse cuenta de que las cosas que había dentro de la intriga eran muy serias, muy profundas, en el sentido de que afectan a lo más íntimo de cada uno de nosotros. Esta es la segunda película de Alejandro Amenábar como director, guionista, músico y genio del Renacimiento, y mía como productor. Estoy dispuesto a mantener la TESIS de que ABRE LOS OJOS va a quedar durante mucho tiempo como referencia de un cine ambicioso, honesto y entretenidísimo. José Luis Cuerda

Comentario Arriesgado lo tenía Alejandro Amenábar en su regreso tras la exitosa Tesis y uno sospecha que ha fracasado en su regreso, no porque no me haya gustado este Abre los ojos, que me ha gustado y mucho, sino por la reacción que observé en el público mientras la veía: risas en los momentos más sugestivos; y es que Tesis era una producción de suspense, un género aceptado por la mayoría, mientras que aquí incursiona sin rubor en la ciencia-ficción pura y dura, algo a lo que es reacia una gran parte de la población. En fin, ellos se lo pierden. Con notorias influencias a lo largo de su desarrollo argumental, como Vértigo en la aparición de Penélope Cruz iluminada por una luz diríase irreal seguida de un beso rodado mediante un travelling circular y otras que no precisaremos pues daríamos pistas sobre el meollo, pero que recuerdan bastante a determinado episodio de Más allá del límite -si bien, en el fondo, casi evoca a un típico film del Bela Lugosi de los 40, marca Monogram-, es sin embargo la película un fiel reflejo de las constantes que ya se percibían en la opera prima de Amenábar y nada más clarificador al respecto que su final, muy similar al de Tesis, salvando las distancias, una elipsis perfecta y que conduce la narración a una contundente conclusión, lo que equipara a Amenábar en su habilidad para cerrar las historias con John Carpenter. Aparte de su trama, ingeniosa, cautivante y turbadora -pese a algunos bajones narrativos en el desarrollo inicial, amén de cierto tono forzado en los diálogos de los personajes- y de la que, como hemos dicho, nada desentrañaremos, ofrece la película un tratamiento visual que demuestra la capacidad de Amenábar para la creación de atmósferas, como bien evidencia la secuencia pre-créditos de un Madrid totalmente deshabitado, absolutamente deslumbrante. La fotografía ha sido matizada en una serie de tonos ocres apagados, desvaídos, que conceden a la cinta un temperamento cuasi-apocalíptico, cuasi-infernal, mundo en el cual el protagonista (un sólido Eduardo Noriega) se ve inmerso. No cabe duda que tras el éxito comercial de Tesis, José Luis Cuerda, productor de aquélla y de ésta, ha confiado lo suficiente en Amenábar y le ha concedido carte blanche, de ahí que la película luce un diseño absolutamente lujoso en comparación con el resto del cine nacional, con majestuosos movimientos de grúa, a lo cual se suma una estupenda música digna de Christopher Young. Excelente película, que demuestra que Tesis no fue una casualidad y que ofrece a Amenábar como uno de nuestros realizadores más capacitados. Afortunadamente, nuestro cine está despertando. ¡No te lo pierdas! ¡Abre los ojos!

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Carmen Kass, ángel y lencería
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,17 ss.