Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  lunes, 20 de mayo de 2019
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: Política USALa demolición de la ONU
[ caché de Tempus Fungui: 9:17:44 - 27/08/2003 · Leído 994 veces ]
»NOTICIAS POLÍTICA USA (Emergencias)
Publicado en:Rebelion.org [ Link Original ]
La demolición de la ONU

Víctor Flores Olea

Sí, resulta lamentable la destrucción del "cuartel general" de la ONU en Bagdad. Y los asesinatos, lesiones y mutilaciones de funcionarios que arrojó el trágico atentado. Pero el problema grave que amerita una reflexión es el de la causa del ataque en Irak a un "objetivo blando" como la ONU, que tiene siempre explicaciones políticas que no deben ser confundidas con "justificaciones" de la índole que sean.

No debe olvidarse: la agresión realmente demoledora a la ONU como institución, y no sólo por lo que respecta al hotel que en Bagdad albergaba a sus funcionarios, la llevaron a cabo en plena sangre fría Estados Unidos, Gran Bretaña y España con su decisión de invadir a Irak el pasado 20 de marzo, sin la autorización del Consejo de Seguridad, como lo exige su carta fundadora.

Ni debe olvidarse la manera en que George W. Bush y Tony Blair, en su reunión de las Azores en vísperas de la guerra, manifestaron su desprecio a la ley internacional y a sus instituciones. Allí impusieron un ultimátum no a Irak sino al Consejo de Seguridad de la ONU, exigiéndole que capitulara independientemente de las circunstancias: el abandono del poder por parte de Saddam Hussein, o que se encontraran o no las "armas de destrucción" masiva que se le atribuían. A esas alturas únicamente contaba un principio: Estados Unidos debía de hecho invadir y controlar a Irak.

Es decir, antes del reciente atentado de Bagdad se había ya efectuado la práctica demolición de la ONU por parte de los poderes invasores, y naturalmente en primer lugar por la potencia dominante que arrastró a las otras en su diseño imperial. Tal fue el efectivo golpe mortal que sufrió la institución. Y ahora simplemente observamos un proceso en que sigue siendo golpeada y en que seguirá siendo maltratada por unos y otros.

El segundo golpe letal lo recibió la ONU cuando Estados Unidos dispuso que la organización no participaría en ninguno de los aspectos de la reconstrucción de Irak, ni en su reconstrucción política ni en la material. Todo el poder para Estados Unidos en la tierra invadida, sin regatear ese poder a sus empresas contratistas: perfecta mancuerna inmoral entre un gobierno y los hombres del dinero, que en este caso se confunden….

Pero igualmente -debe recordarse-, el Consejo de Seguridad se propinó a sí mismo una lesión irreparable cuando de hecho sancionó, en resolución del 22 de mayo del 2003, la invasión a Irak, otorgándole a Estados Unidos y Gran Bretaña poderes prácticamente ilimitados para controlar políticamente a Irak, y para proceder a su reconstrucción según las decisiones que tomaran las potencias. Los países que previamente se habían negado a autorizar la invasión militar después la consagraban convalidando de hecho la ocupación colonial de las potencias invasoras.

Antes -debe también recordarse- George W Bush había declarado teatralmente a bordo de un portaaviones que la "guerra había terminado". En efecto, en unas cuantas semanas se había ya producido la invasión y el dominio militar de Irak y Saddam Hussein, el "enemigo público Nº 1" de Estados Unidos y la humanidad, estaba en las catacumbas y desaparecido.

Como estaban y siguen "desaparecidas" sus armas de "destrucción masiva", que fueron el pretexto publicitario más visible para desatar la guerra. Ya vemos el costo político que esa imaginería ha tenido para el gobierno de Tony Blair en Gran Bretaña y que comienza a tener para George W. Bush en Estados Unidos, y cuyas consecuencias para su futuro político no resultan fáciles de prever.

El hecho es que en la práctica la "guerra no ha terminado", como lo proclamó Bush, y que la apariencia en el primer momento de la victoria como una desbandada final de las fuerzas de Saddam Hussein, con el tiempo se ha ido manifestando, al contrario, como una obstinada lucha de resistencia de muchos iraquíes contra del invasor.

No tendría los elementos suficientes para decir si la resistencia proviene exclusivamente de los anteriores cuadros del ejército de Saddam Hussein; el hecho es que esa resistencia paulatinamente se muestra más organizada y con mayores recursos militares. Probablemente se trata de una combinación de los restos del ejército de Saddam que han pasado a la clandestinidad con otros elementos decididos a una lucha patriótica contra la potencia ocupante. La circunstancia es que las varias decenas de liquidaciones del ejército invasor, que superan ya la cifra de los muertos estadounidenses en la Guerra del Golfo de 1991, hacen presumir una resistencia que va en aumento y no en declive.

La Associated Press informó que, hasta el día de ayer, 273 soldados estadounidenses han muerto desde que comenzaron las operaciones militares en Iraq. El gobierno británico ha informado de 48 decesos y Dinamarca, de uno.

Un "nuevo Vietnam" en Irak, algunos declaran ya. En todo caso, las pérdidas en vidas humanas y en prestigio político para el gobierno Bush se incrementan aceleradamente, hasta el punto en que el propio presidente "invita" ya a otros países de la comunidad internacional a enviar tropas para mantener el "orden" y la "paz" en territorio iraquí. Bush desea minimizar sus pérdidas, sobre todo en vidas, y se propone hacer partícipes a otros en los números rojos de la invasión y no en sus beneficios, que exclusivamente corresponden a las empresas estadounidenses, que se han adjudicado ya los grandes negocios de la ocupación (la reconstrucción de Irak, las utilidades de la explotación y distribución de sus pozos petroleros, el complejo militar-industrial).

Robert Fisk, (The Independent, 20 agosto, 2003), reflexiona que en realidad el ataque a las oficinas de la ONU en Bagdad fue un ataque a Estados Unidos y a su capacidad de controlar a Irak, "ya que prueba que ninguna organización internacional, ni negociantes ni inversionistas, pueden estar a salvo en ese país bajo la ocupación estadounidense". Si a ese ataque se suman los sabotajes a los oleoductos y a los sistemas eléctricos y de distribución del agua, se nos mostraría que la resistencia ha decidido que ningún colaboracionista directo o indirecto con el invasor está a salvo en Irak.

¿El fondo de la cuestión para la resistencia? Drenar la autoridad de los invasores y desbaratar sus planes de "reconstrucción" material y política desde fuera, es decir, como fuerzas de ocupación colonial. El mismo Robert Fisk nos recuerda los ataques mortales que han tenido en las últimas semanas trabajadores de la Cruz Roja Internacional, un contratista estadounidense muerto en Tikrit hace una semana así como el periodista británico de Reuters. "¿Alguien querrá invertir ahora en Irak, cuando no pudieron ser protegidos suficientemente los enviados de la ONU? ¿Alguien querrá apostar por el futuro de la democracia en Irak?", se pregunta el propio Fisk.

La ONU ha dejado de ser un factor decisivo en la configuración política del mundo. El hecho es que su papel ha sido dramáticamente reducido. ¿Podrá reponerse de esta marginación que se le ha impuesto de los hechos fundamentales de la política internacional? Muchas cosas deberán cambiar en el mundo. Y en ese cambio muchos esperan todavía - esperamos- que la Asamblea General enseñe también el rostro de los pueblos a quienes de alguna manera representa. ¿O la organización es ya un definitivo rehén de la potencia imperial? Los graves interrogantes sobre su futuro constituyen uno de esos acertijos que solo la historia -y la acción de los pueblos- podrá descifrar un día.


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Bigfoot está en todas partes
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,64 ss.