Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  jueves, 19 de julio de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: Plantas EnteogénicasPrimera experiencia
[ caché de Tempus Fungui: 18:06:45 - 10/11/2002 · Leído 1245 veces ]
»NOTICIAS PLANTAS ENTEOGÉNICAS (Enteógenos)
Publicado en:Psiconautas [ Link Original ]
Viajes y experiencias: Primera experiencia

Enviado por : Webmaster on Sep 20, 2002 - 04:04 PM

hongos

Dosis: No lo se. Calculo que unos 3-4 gr.

sábado, 05 de enero de 2002

Desde muy pequeño me sentía atraído por los enfermos de Deliriums Tremens, siempre tuve una enorme curiosidad "científica" por experimentar sus alucinaciones durante almenos unas horas. Siempre me fascinó las similitudes entre enfermos tan opuestos geográficamente... algo debía de ser verdad en lo que decían.

Después de mucho tiempo leyendo, llega a mí la existencia de los hongos alucinógenos. Pero encontrarlos aquí, en mi ciudad, era imposible e impensable.

Mis dificultades económicas para viajar a Amsterdam me lo ponían aún más dificil.

Después de mucho tiempo, unos amigos vinieron un día con un fabuloso regalo. En un concierto de música vendían psylocibes. Me compraron una dosis. Pero ante la tremenda hazaña de encontrarlas (entonces los grow shop no estaban muy extendidos) ellos tambien se compraron sus dosis.

Llegó el día de probarlas, en un apartamento algo dejado de uno de mis amigos.

Después de fumar algo de marihuana tomé mi dosis. (ellos lo hicieron otro día al que no pude ir). Esperaba con paciencia que pasaran esos 20 minutos sentado en el frío suelo de una terraza con vistas al mar (con cierre, ;) ).

Las 12 de la noche. En punto. Hora perfecta para cronometrar los efectos.

20 minutos... y nada. 25 minutos.... 30... 35...

Empezaba a ponerme realmente nervioso. Ni el más mínimo efecto.

Al fondo, en un salón en penumbra, había una estátua de una mujer guerrera. Muy antigua... no se porqué, pero me quedé mirándola. Todos a mi alrededor charlaban tranquilamente mientras de fondo sonaba Radiohead (uno de mis grupos preferidos). La estatua, de repente, giró la cabeza y me miró, desde el fondo del salón.

A mí se me cortó la respiración, quise hablar pero no me salía la voz. Tuve MUCHO miedo.

¿QUE TE PASA? me preguntan... yo balbuceo y señalo a la estatua, que vuelve a su posición general, "La estátua tios! la estátua me ha mirado!!"

Me dicen que me tranquilice... que me vaya al salón y me tumbe en el sofá a esperar que me invada la experiencia.

Me levanto y me doy cuenta de que no estoy bien físicamente. Síntomas de perdida de equilibrio e hipotermia. Pero consigo llegar al sofá, me tumbo y miro al techo.

Miro al fondo (ahora el fondo es la terraza) y mis amigos hablan en voz baja... sin embargo los sonidos me envuelven y escucho sus voces como si me susurraran al oído. Es increíble. Como la escena de "Lobo" en la que Jack Nicholson escucha todas las voces de la gente de su trabajo. Me impresiona.

Levanto la vista absorvido por las notas musicales y el techo es de agua. Gotelex blanco que se distorsiona como por corrientes subterráneas. Veo sutiles formas caleidoscópicas y poco a poco me doy cuenta de que me balanceo con ellas.

Increíble.

Miro hacia abajo y me veo. Veo mi barriga y mis piernas. Veo mis manos. Y veo el sofá.

Un sofá de agua. Los estampados están llenos de vida y yo no puedo creer lo que veo. Todas las flores se mueven y "chorrean" para meterse por debajo de mí. Giro la cabeza para verlo mejor y los toco.

El sofá emite ondas, como si tocas un bol con agua. Como en Matrix. Y cuanto más lo toco... más intensas son las ondas. Soy consciente de todo lo que pasa. De lo que a mí me pasa.

En una pared llena de sombras que se mueven hay un enorme espejo antiguo. De esos que tienen bastos marcos dorados. El marco tiene como flores de adorno. Y cuando me fijo en ellas empiezan a "correr" recorriendo el marco en el sentido del reloj. Como si fuera un tren sobre un circuito cerrado de vías. Como un escalextris.

Brutal.

Solo me salen palabras como "Joooder... " o "Diossss"

Alguien se acerca de mis amigos. Me dice "como te encuentras?"

Intento responder pero me cuesta articular palabra. Me doy cuenta por primera vez que estoy tiritando.

"B..bbb bbien tio" "Lo estoy flipando".

"Levantate y explora la casa si puedes. Toca. Experimenta".

Así lo hago.

Pero me cuesta mucho. Tengo una sensación de pesadez extrema. Mis extremidades, brazos y piernas, son atraídos hacia el suelo, como si hubiera gravedad 1000. Intento andar, pero levantar los piés del suelo es ya toda una proeza.

La casa está semi en penumbra. Salgo del salón dirección entrada de la casa. Veo un espejo. "Voy a mirarme", poco a poco acerco mi rostro y conforme lo voy viendo me digo "mejor no". He visto una forma en lugar de una cara, y no quiero tener ningún "mal rollo" que joda mi experiencia.

Voy al baño tambaleandome... mientras ando tengo la sensación de que la casa respira conmigo. Cuando yo inhalo la casa se bombea hacia dentro... cuando exhalo... la casa se bombea hacia fuera...

"Diosss"

Proxima parada "mmm, aquella habitación". Cientos de cosas viejas y capas de polvo (casa dejada, ya lo dije) esparcidas por la estancia. Veo una figurita de plástico. Creo que es una especie de planeta que debía girar. De repente... GIRA!

Y al rededor tiene un satélite que da vueltas sobre el mismo eje....

"Coño"

Lo toco.. y se para.

"un momento" "esto no se mueve".

Ni tiene pilas ni se movería por donde yo lo había visto. Es que ni gira. Lo dejo en su sitio... y vuelve a girar. Despacito.

"Hostias" Lo cojo... y se para.

Vuelvo a mi sofá... me siento muy muy cansado. Entre pitos y flautas llevaré casi 4 o 5 horas flipando (calculo).

De nuevo en el sofá... tumbado.. los efectos siguen pero en reducida potencia. Dos amigos se acercan. "¿Que tal?"

"Simplemente increíble".

No se como surge, pero de repente me veo envuelto en lo más desagradable de mi experiencia. Ellos van servidos de maría (muy buena, por cierto) y yo de hongos.

Nos da la risa.

Hasta el punto de que ha sido el ataque más intenso de mi vida. Lo pasé mal. Muy mal. Intentas detenerlo y más te ríes. No controlas las contracciónes y te duele todo. No puedes respirar y estás lleno de lágrimas.

Y va a más.

Me asusto por mí, en serio, lo paso muy mal, y eso hace que me descojone aún más.

Aquello fué interminable. Pero terminó.

Poco a poco recupero a mi aparato locomotor.

Se me van los efectos. Me asomo por el cierre y al tiempo veo algo raro... veo cientos de puntos fluorescentes que brillan bajo la superficie del mar, en la lejanía.

Verdes fluorescentes. Se los digo a mis amigos y no me creen. No los ven. Yo cojo unos prismáticos... y los veo mejor. Se mueven.

Resultan ser el brillo de los ojos de las gaviotas que comen por la noche, solo que tengo ligera distorsión de colores y los veo verdes en lugar de blancos. Ellos siguen sin creerme. Pero os doy mi palabra que era eso.

"¿Qué hora es?" digo... "Deben ser las 7 o las 8 de la mañana,¿No?".

"Las 3"

"Las 3 de la tarde???!!!!" "NO JODAS!!!" En ese momento caigo de que aún es de noche.

"Las 3 de la mañana"

No puede ser... no me lo creo. Es imposible que solo hayan pasado 3 horas... miro todos los relojes y así ha sido. 3 horas CASI clavadas. El tiempo para mí se ha dilatado... casi detenido y estas tres horas me han parecido eternas, intensas.

Poco a poco, igual que me vino, se va. Me siento bien. Un poco de maria me ayuda a asentarme.

He tenido mi primera experiencia, al contrario que a algunos de mis compañeros, no sentí nada espiritual, nada "metafísico". Pero viví mis distorsiones y mis amplitudes sensoriales más intensamente que ninguno.

Ha sido increíble. Me ha cambiado la vida. Por un tiempo he abierto los ojos y sé que "somos algo más" de lo que realmente creemos. Q tenemos mucho que descubrir. Recuerdo eso de que no usamos más que un pequeño porcentage de nuestro cerebro... y tiene mucho más sentido para mí.

Ahora, las cosas, las veo distintas. Iguales sí... pero distintas.

8 meses después tendría mi siguiente experiencia. Y sería un "MAL VIAJE" que ya os contaré. Aun así aprendí muchas cosas.

Lo que os puedo decir es que sobre todo esto que os digo, aunque lo que más llama la atención son las distorsiones visuales... lo que más me marcó, sin ninguna duda, fueron las "sensaciones" percibidas. Es indescriptible.

Banacek, sobre mi primera experiencia a mediados del 2001.


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Martine Beswick
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,16 ss.