Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  martes, 23 de enero de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: Actualidad InternacionalUn documental hispano-alemán muestra el periodo del 11 al 14-M desde una "cámara espontánea"
[ caché de Tempus Fungui: 15:20:19 - 29/09/2004 · Leído 1472 veces ]
»NOTICIAS ACTUALIDAD INTERNACIONAL (Emergencias)
Publicado en:elmundo.es [ Link Original ]
EFE (29-9-2004) BERLÍN.- El documental "4 días de marzo" mostró al público alemán las dramáticas cuatro jornadas vividas en Madrid entre el 11-M y las elecciones del domingo siguiente, 14 de marzo, a través de la "cámara espontánea" del sevillano Stéphane M. Grueso y con el tema de la manipulación informativa como trasfondo.

"No es una película normal, porque nada fue normal esos días en Madrid y nuestro trabajo tampoco fue normal", afirmó Grueso en la presentación del filme en Berlín, su ciudad de residencia.

"4 días de marzo", un documental de 29 minutos, es un filme que nació de forma espontánea, "forzado por la inmediatez de los acontecimientos" y del que ni el propio cámara tomó consciencia como tal hasta el segundo o tercer día de rodaje.

El documental arranca con unas imágenes de los atentados de la estación de Atocha. "Conscientemente decidimos no incorporar más que un par de planos, porque el objetivo no era centrarnos en ese aspecto, sino en lo que vino a continuación", explicó Grueso.

A partir de ahí, se suceden la primera intervención del ministro del Interior, Angel Acebes, atribuyendo el atentado a ETA, y del presidente José María Aznar, apuntando en la misma dirección, así como el desmentido de Arnaldo Otegui a las pocas horas de los atentados.

Un proyecto no planeado

Grueso se encontraba entonces en Madrid, participando en un curso de dirección de Documentales del Instituto de RTVE. Él y tres compañeras de ese curso -"a las que hasta entonces no conocía", explicó- tomaron "la cámara de vacaciones" que llevaban encima y se lanzaron a la calle a captar impresiones.

Ese es el aspecto más atractivo del filme: las primeras reacciones de los madrileños y los enfrentamientos verbales entre los que no creían en la hipótesis de ETA y los que la defendían en las manifestaciones más o menos espontáneas convocadas esos días.

"4 días de marzo" ilustra cómo, hora a hora, día a día, se dio un vuelco en la situación: las concentraciones convocadas "a golpe de SMS" por el móvil, el estupor del gubernamental PP al ver sus sedes rodeadas por los manifestantes calificados de "radicales", etc.

Otro testigo "accidental" de lo ocurrido, el politólogo, catedrático y articulista Ignacio Sotelo, asimismo residente en Berlín y en esos días de viaje en Madrid, aportó su propia interpretación de lo sucedido, hasta la victoria electoral del PSOE, en el debate posterior a la proyección.

"El gobierno cometió un error fundamental: creer que podía aguantar la tesis de ETA hasta el domingo", argumentó el profesor, un rostro habitual en la capital alemana en tertulias políticas, especialmente si se trata de España.

Sin sensacionalismo

Sotelo elogió la elección de Grueso de evitar las imágenes del atentado y el dolor de las víctimas, así como la visión incluso positiva que da el filme de esas jornadas dramáticas, "probablemente las peores" vividas por un país que conoce de sobras al terrorismo.

Para el profesor, pensar que la movilización a las urnas fue algo "espontáneo", gracias a la comunicación por internet o los SMS, es una visión "ingenua".

"Pensar que el pueblo puede defenderse por sí mismo contra la manipulación es ilusorio. Fue mucho más complicado que eso", sostuvo el profesor, quien se refirió a las presiones ejercidas sobre los medios y la reacción de los partidos no gubernamentales.

"Unas tenían sus propias fuentes, pero era complicado utilizarlas sin comprometer a terceros", apuntó Sotelo, acerca del dilema de algunos redactores o medios respecto a las informaciones que recibían de esas "fuentes" y las presiones o "labor de desinformación" ejercida desde otros estamentos.

"Se revelaron ahí los déficit de la democracia española", señaló Grueso. Déficit que van, en su opinión, desde el control de los medios a la falta de disidencia interna en los partidos -"lo que ocurre no sólo en el PP, sino también en el PSOE", apuntó Sotelo.

Otros documentales

El pase del filme se complementó con el de "Speeches: Reden nach dem 11 September" -"Discursos tras el 11 de septiembre"- de los alemanes Patrick von Blume y Ede Müller, que recoge una experiencia teatral, en que actores reproducen intervenciones tanto de George W. Bush o Jacques Chirac como de Sadam Husein y Osama Bin Laden.

"Se trataba de desvincular los discursos de los rostros que los representan", explicó Müller. El resultado era revelador.

Ver a un actor, en traje y corbata, sin el menor parecido físico con Bin Laden, declamando al jefe de Al Qaeda -"lo que ahora sufren los americanos no es nada comparado con el sufrimiento de hace más de 80 años del pueblo árabe"- o a una actriz haciendo lo propio con Bush da una dimensión inexplorada a esos discursos, que para el espectador suenan "nuevos".

© 2004, elmundo.es


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Set de 2001: Una odisea del espacio
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,17 ss.