Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  lunes, 15 de octubre de 2018
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: Misterios y AnomalíasLos chinos buscan al Yeti en las montañas de Shennongjia
[ caché de Tempus Fungui: 11:00:27 - 21/01/2003 · Leído 5025 veces ]
»NOTICIAS MISTERIOS Y ANOMALÍAS (Proyecto H.A.P.T.)
Publicado en:Mundo Misterioso [ Link Original ]
Mundo Misterioso

Los chinos buscan al Yeti en las montañas de Shennongjia

Pekín, 19 ene (EFE).- En el centro de China los chinos tienen a su Yeti particular, el "hombre-mono de Shennongjia", un ser visto por cientos de testigos pero jamás fotografiado, ni siquiera por los científicos que intentan descubrir si existe o no desde hace más de 30 años.

Desde 1924, año en el que se recoge el primer testimonio, más de 360 personas aseguran haber visto al legendario ser en 110 diferentes lugares de las montañas Shennongjia (provincia de Hubei), y aunque los científicos todavía no han logrado probar su existencia, la larga espera podría acabar este año.

Zhang Jixing, jefe del equipo de investigación que lleva a cabo la búsqueda desde hace tres décadas, asegura que 2003 será el histórico momento en el que su equipo confirme, gracias a los restos recogidos desde finales de los años 70, si el hombre-mono de Shennongjia -conocido en China como "Yeren"- existe o no.

Los científicos comandados por Zhang han recogido más de 2.000 presuntas huellas de Yeren, junto a pelos rojizos, muestras de sangre y excrementos con los que se espera dilucidar si existe o no el hombre-mono, aparte de saber exactamente si es animal o humano.

Ya en el 2002, un laboratorio de EEUU estudió algunas muestras, señalando que pertenecían a un animal desconocido hasta entonces, más cercano genéticamente al ser humano que a los primates, y lo que es más extraño, "con características más similares a las de los hombres occidentales que a las de los chinos".

En su ensayo Hombres salvajes del imaginario contemporáneo, el experto Fernando Jorge Soto describe al Yeren como un presunto Gigantopithecus, descrito por los testigos como "un hombre mono velludo, de pelo rojizo, de entre 1,50 y 1,80 metros de altura" y cubierto de pelo por todo el cuerpo excepto en ojos, manos y pies.

El Yeren -de "ye", salvaje en chino, y "ren", persona"- anda erguido pero un poco encorvado, y algunos testigos afirman que es capaz de nadar, lo que lo diferenciaría de muchos primates y lo acercaría al hombre.

También afirman que sus pies son enormes, lo que lo emparenta a otro hombre mítico, el Pies Grandes o Sasquatch norteamericano.

Los lugareños de la zona, sobre todo miembros de las etnias miao y tujia, creen que el Yeren -o los Yeren, porque algunos afirman que hay una veintena de ellos- son humanos que han devolucionado hacia los primates.

Otros aseguran que el hombre-mono de Shennongjia es un primate que está sufriendo una evolución muy similar a la que el ser humano vivió hace millones de años.

Todas esas teorías no son tomadas en serio por la comunidad científica, pero sí por los chinos, y muchos son los que en las vacaciones deciden ir a esas montañas para intentar ser los primeros en tomar una foto al Yeren.

Los gobernantes de la provincia, por su parte, creen ciegamente en la existencia del ser mítico y hasta han creado una administración especial, la Oficina Provincial para la Búsqueda del Hombre Salvaje.

En realidad, son muchos los pueblos que tienen su "hombre salvaje" particular, desde los citados Yeti y Pies Grandes hasta el Am Fear Liath Mor de Escocia, el Orang Pedek indonesio (según los científicos, un homo erectus viviente) o el Yowie australiano, de 2,25 metros.

Latinoamérica es un lugar especialmente "abundante" en estos seres, pues casi cada país tiene el suyo propio: está el Shiru de Colombia, el Vasitri venezolano, el Xipe de Nicaragua, el Tarma avistado por los indios en Perú o el Mapinguary del Amazonas.

Pero además, el Yeren vive en una zona llena de extraños fenómenos, que dotan el lugar de un halo sobrenatural.

En las montañas Shennongjia, por ejemplo, se da la extraña coincidencia de que hay una gran abundancia de animales de color blanco: osos, ciervos, ratas, serpientes y monos albinos pueblan la zona (también se han visto "Yeren" blancos).

El árbol más curioso de la zona también es blanco, la davidia o "árbol paloma", que cuando es mecido por el viento parece tener en sus ramas a cientos de esos pájaros.

También son muy curiosas las costumbres de los tujia, uno de los pueblos que vive en la zona, ya que para ellos las bodas son tan tristes como los funerales: las mujeres están obligadas a llorar a lágrima viva en la ceremonia, para expresar la tristeza que les causa dejar la infancia y la casa familiar.

El mismo nombre de Shennongjia es mágico, ya que proviene de una antigua leyenda China sobre Shennong, el legendario emperador que hace miles de años se dice que inventó la medicina tradicional china.

Se dice que el emperador descansaba allí cuando viajaba en busca de las 100 plantas que utilizaba en sus recetas medicinales, por lo que el lugar pasó a ser conocido como "el alto en el camino de Shennong", que es el significado de la palabra china "Shennongjia".

Fuente: Agencia EFE

Este artículo proviene de Mundo Misterioso

La dirección de esta noticia es:http://www.mundomisterioso.com/article.php?sid=1106© 1997-2002 Mundo Misterioso. All Rights Reserved


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Tattoo de Eve Salvail
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,14 ss.