Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  miércoles, 18 de septiembre de 2019
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineEl Viaje de Chihiro
[ caché de Tempus Fungui: 12:20:34 - 04/05/2003 · Leído 1027 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Cinengaños Las Imperdonables [ Link Original ]
!-- #EndLibraryItem -->

» El Viaje de Chihiro

(Sen to Chihiro no kamikakushi, España, 2002)

por Alex Chihiro tiene 10 años y está en plena mudanza, viajando con sus padres. Tras una pausa no planeada y un extraño túnel que les lleva a una especie de parque temático abandonado, sus padres han sido atrapados y transformados en cerdos. Para salvarlos, Chihiro inicia un viaje a un mundo fantástico, peligroso, hermoso y lleno de magia en el mundo de los espíritus...

Spirited Away (como se titula la versión internacional) es un viaje, sí, pero un viaje y una maravilla visual que trasciende ese sitio vacío y extraño que tenemos en un inicio, para adentrarnos en un universo donde los personajes tienen color externo e interno, y donde las tradiciones y la fantasía y mitología japonesas se conjugan, en un contexto similar a una Alicia en el País de las Maravillas en versión oriental, mejorada y sencillamente hermosa, perfecta, redonda y poderosa...

Oso de Oro en el Festival de Berlín 2002 a una joya de dibujos animados... Ghibli lo ha hecho de nuevo, y demuestra que Lasseter (el genio de Pixar) tiene razón: todas las respuestas están con Miyazaki, para quien la calidad en animación implica una calidad absoluta en todos y cada uno de los cuadros animados. Tras obras como Mi vecino Totoro, Porco Rosso o la cinta de culto La Princesa Mononoke, Ghilbi regresa a los ojos del mundo, demostrando lo que significa la animación tradicional que se arriesga, y que no requiere más artilugios que la tradición japonesa en el género y la calidad insuperables de sus artistas y creativos.

Hayao Miyazaki, autor y director de Spirited Away, no sólo ofrece una joya brillante en la animación tradicional, sino que nos adentra en un sitio donde el folklore, las tradiciones, la mitología, y la animación japonesa se funden en una experiencia magistral donde cada cuadro resulta más espectacular que el anterior, y donde todos los detalles están tan cuidados que es casi absurdo buscar deficiencias. Anime en su más perfecta expresión.

La animación de los personajes es sorprendente, como lo son los personajes en si mismos, y los fondos y escenarios. Con escenas memorables como los paisajes y personajes en el viaje en tren, y con la gracia de un bebé transformado junto con su transporte, el éxito de la cinta no sólo se apoya en unos visuales que dejan boquiabierto sino en un sentido del humor universal: la ternura, la madurez, la pérdidad de la inocencia y la risa son principios que van más allá de cualquier género dentro de ese anime, y no se necesita ser un experto en esas categorías para reír, gozar y disfrutar esta maravilla.

Miyazaki es un genio, un mago, un soñador capaz de trasladarnos a su sueño, y un genio en la creación de mundos de colores vibrantes, de historias y de atmósferas imposibles y únicas, surrealistas pero reales; un mundo más allá de los sentidos, un mundo donde sólo la animación puede llevarnos.

El mundo que vemos no tiene fronteras, no tiene limitantes: puede albergar un dragón o un conjunto de dioses que anhelan la higiene, al mismo tiempo que ranas o lámparas móviles que marcan un camino. Los límites los tiene la imaginación, y la imaginación de este autor excede los sueños más complejos de muchos creadores.

Lodo, agua (en reflejos preciosos desde un vagón de tren quizás), aire, dioses, comida, oro... Todo lo que podemos imaginar está aquí, y también todo lo que excede los sueños y los mezcla con una música tranquila, poderosa y rítmica que cambia para crear otras atmósferas complejas, o que refuerza el tono general de esta animación que nos deja girando...

Un trabajo animado que no puede compararse con nada que se ha visto en Occidente, y un ensueño que muestra en qué lado del mundo se hace animación verdadera. Pinturas, trazos, animación, expresiones, color. El sueño de todos los que gusten de la animación, y el sueño de todos los que sean capaces de admirar el arte de un género difícil pero simple a la vez.

Maravillosa, capaz de dejar su encanto después de que se apaga el proyector, el viaje es una delicia, un sueño que debe volver a soñarse, y una de esas cintas que queremos ver y volver a ver justo cuando han terminado.

La cinta animada más hermosa que he visto jamás.

Nota Sitges 2002: Es difícil premiar cuando ya se premió en otro festival, pero creo que la mención honorífica no le hace el justo honor que esta joya merece. De cualquier modo, la oportunidad de verla hace que la selección del festival tenga una valía enorme, pues esto es fantástico en su más pura expresión. Comentarios para esta columna que viaja y se llena de magia...

alex@cinenganos.com

Barcelona, Octubre 2002

(todos los textos de Alex) « V


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Madeleine Stowe
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,14 ss.