Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  lunes, 06 de abril de 2020
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineEl Padrino
[ caché de Tempus Fungui: 12:21:23 - 04/05/2003 · Leído 1342 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Cinengaños Las Imperdonables [ Link Original ]
» El Padrino

(The Godfather, EUA, 1972)

por Luis

Los italianos dicen que la vida es tan dura que el hombre debe tener dos padres que velen por él; por eso todos tienen un padrino. Tom Hagen.

Consigliere de la Familia Corleone

El Padrino, Mario Puzo

Hay hombres que no pueden escoger su destino. El destino los escoge a ellos. Sus genes están formados a base de poder y fortaleza; su piel puede ser de oveja, más su alma es de piedra. Un instinto sicario vive en ellos; un hambre no saciada les levanta la mirada y una inteligencia visionaria los compele a existir como lo mejor que pueden ser. Michael Corleone es uno de estos hombres.

El Padrino, la versión para pantalla del libro más exitoso de Mario Puzo es para muchos, la mejor cinta que se haya filmado, al menos en Norteamérica. Y voy a terminar pronto... Aquel que no ha visto El Padrino no puede decir que ama al cine.

Y es que no hablo sólo de un guión excelso, garabateado por la misma pluma que escribiera la novela, sino de un compendio del saber humano. La historia de los Corleone es superficialmente una fábula épica de mafiosos, pero en el fondo, su alma es el relato de un refugiado italoamericano radicado en Nueva York: Don Corleone, un hombre grande, no sólo en edad sino en sabiduría; sus conceptos acerca de los lazos filiales, la amistad, la lealtad y los enemigos, son considerados por muchos, un credo en la vida diaria de un verdadero hombre.

Magistralmente dirigida por el gran Coppola, El Padrino marcó un parteaguas en la historia de las películas de gangsters.

No existe a la fecha un producto tan sublime. A partir de su estreno, el maestro Coppola fue llevado a los altares del séptimo arte, aún cuando se dice que su mejor trabajo es The Conversation y su película cumbre: Apocalypse Now, en donde, al igual que en The Godfather, Marlon Brando arrasa con la pantalla.

Cualquiera que deseé ser actor cometería un crimen si dejara de ver a Brando en esta cinta; su histrionismo se calificó de excelso, su mímica, su voz, su andar y hasta la forma de mirar. Marlon Brando fue siempre una gran estrella de cine, pero jamás se le vió brillar tanto como en el rol de Don Vito Corleone, el jefe de la familia más poderosa de Nueva York y hoy un ícono inmortal del cine.

La cinta no sólo mostró a esta gran estrella; fue también la catapulta del hoy consagrado Al Pacino, quien para muchos brinda en esta realización y su posterior secuela, lo mejor de su meteórica carrera. El elenco no termina ahí; Robert Duvall y James Caan fueron nominados junto con Pacino al Oscar por la mejor actuación de soporte. ¡Tres actores de una misma película en una sola categoría! Irónicamente ninguno de ellos ganó.

No obstante lo anterior, El Padrino fue galardonada como la Mejor Película de 1972; su guión y la actuación de Brando también le valieron sendos Oscares y aún cuando la magnífica cinta fue nominada en ¡nueve categorías! sólo pudo llevarse a casa tres estatuillas. Un caso más de la ocurrente estupidez de la Academia.

El libro de Puzo es perfecto, aún cuando éste lo niegue y diga, en sus propias palabras, que solamente lo escribió para hacer dinero. Sin embargo, para todos aquellos que hemos tenido sus más de quinientas páginas en nuestras manos y ojos, sabemos que El Padrino es una novela que no permite ser leída en un plazo mayor a siete días; así es su dinamismo, su exquisito desarrollo de personajes, su trepidante ritmo y su fantástico manejo de la cronología.

Puzo contaba con tan sólo 45 años, tenía un montón de deudas y trabajaba de freelance para una revista. Sobra decir que no tuvo que hacerlo más cuando los derechos de su libro para ser convertido en película, fueron comprados por una cantidad hasta entonces jamás pagada por un escrito: ¡Cuatrocientos diez mil dólares ! El buen Puzo se llevó la mitad de ese billete y muchos pagos más que vendrían posteriormente: estos dividendos no sólo fueron de índole monetaria; su guión y el de su secuela le obsequiaron con 2 oscares y el dinero suficiente para dedicarse a escribir más novelas de mafiosos como El Ultimo Don y Omerta; además, El Padrino se mantuvo en los primeros lugares de la lista de best sellers durante ¡67 semanas consecutivas ¡!; ¡y se vendieron más de veintiun millones de ejemplares!

En toda la cinta de El Padrino, por increíble que parezca, jamás se menciona la palabra Mafia. Se dice que cuando Puzo y Coppola trabajaban en ella, unos caballeros se presentaron a verlos y en un tono más italiano que inglés les dijeron...

- Sabemos que están filmando una película acerca de algunos negocios de Nueva York... Bueno... nosotros sólo queríamos decirles que por la propia seguridad de ustedes y de la cinta, palabras como Mafia, Cosa Nostra y otras similares jamás deberán ser mencionadas...

El escritor y el director de la cinta comprendieron muy bien la advertencia y por ello siempre se refirieron a los Corleone como "La Familia".

El Padrino cuenta con una pila de secuencias extraordinarias como la escena inicial, un prodigio de iluminación y dramatismo, donde un hombre cuya hija ha sido maltratada va a pedirle justicia a Don Corleone; resaltan también los cuadros con " la cabeza de caballo", la comida de Michael Corleone con Sollozo y el Capitán de policia que marca el inicio de su espiral descendente; y la magistralmente filmada secuencia final, donde al ritmo de música sacra interpretada sólo por un órgano, podemos apreciar por un lado el trágico destino de los enemigos de los Corleone, y por otro, el bautismo sagrado y la hipócrita renuncia a Satanás del recien encumbrado nuevo Don.

El Padrino es verdad que es una historia sobre criminales. Sin embargo y no exagero, definitivamente es la mejor, ya que su narrativa no es simplista y lineal, sino que al igual que un río se compone de diversas afluentes que van dándole fuerza hasta llegar a convertirse en un caudaloso mar.

El Padrino es una brutal narración acerca de un hombre de inquebrantables principios que debe legar todo su imperio a su hijo; éste siempre ha renegado de su familia y sin embargo, al final, se ve vencido por su propia sangre y sucumbe a la irresistible seducción del poder a través del amor a su padre.¿Y quién no lo haría?

Una historia poderosa, sabia, brillante y excelsa.

luis@cinenganos.com

Ciudad de México, Febrero 2002

(todos los textos de Luis) « V


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Mena Suvari
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,16 ss.