Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  lunes, 22 de abril de 2019
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Area: CineSleepy Hollow
[ caché de Tempus Fungui: 16:32:46 - 17/05/2003 · Leído 1457 veces ]
»NOTICIAS CINE (Phantastika)
Publicado en:Fila Siete - Críticas de Cine [ Link Original ]
Silencio, rueda un romántico críticas

Sleepy Hollow

País: EE.UU. Dirección: Tim Burton Guión: A. Kevin Walker Fotografía: Emannuel Lubezki Música: Danny Elfman Intérpretes: Johnny Depp, Christina Ricci, Christopher Lee, Casper Van Dien

Hay en las películas dirigidas por Tim Burton una línea claramente romántica, del más puro Romanticismo del XIX. Y está presente en las historias, en los personajes, en la escenografía y, claramente, en el conjunto de imágenes que forman muchas de sus películas. Recordemos Ghotam City, esa gótico-fantasmagórica ciudad y su hombre enmascarado, con esa dicotomía tan romántica de buenos y malos. Pensemos en Ed Wood, homenaje a un mediocre director enamorado del cine; o en el cuento de Pesadilla antes de Navidad con ese noble personaje que quiere llevar regalos a los niños pero los asusta; o en el alma desgarrada de Eduardo Manostijeras, que vaga por su castillo, con un amor puro e imposible por Kim Boggs (Winona Ryder), su amada. Imaginemos al fantasma de Bitelchús, en ese filme de ultratumba, lleno de absurdos. Y descartemos Mars attacks!, añejo recuerdo de las películas B de marcianos.

Sleepy Hollow es quizás el culmen del Romanticismo en la obra de Burton. La leyenda del jinete sin cabeza se nos presenta con una recreación perfecta de la atmósfera que seguramente imaginó Washington Irving: oscura, misteriosa, terrible, ideal para que el director pueda mostrarnos su dominio en la creación de ambientes visualmente excepcionales.

Nos engatusa con su escenografía, nos engancha con la medida ironía que, como en tantas de sus obras, deja caer de su salero.

Hay momentos verdaderamente fascinantes. Ricci se muestra como hada encantadora y Deep es ese detective, Ichabod Crane, valiente y miedoso a la vez -¡qué ironía!-. Pero Burton se recrea en demasía en un terror gore y permite que el guión complique la historia, el cuento queda enrevesado y pierde fantasía. A medida que pasan los minutos el filme adolece de ese dramatismo que permite a los espectadores ser más partícipes de la leyenda y llegar verdaderamente a evadirse al pueblo de Sleepy Hollow.

La pintura, la música, la literatura románticas, Delacroix, Beethoven, Wagner y su Walkiria, Byron, Scott y Bécquer. Cuentos y leyendas, cementerios, brumas, castillos, almas en pena y fantasmas; eran los románticos del XIX, el Romanticismo. Y ya en la era de la comunicación y del cine, un hombre filma películas y parece beber de ellos: Tim Burton. Desde su cortometraje Frankenweenie (el perro recompuesto, émulo del personaje de la novela de Mary Shelley) a esta leyenda de Sleepy Hollow, todo deja un remanso onírico, de pura evasión romántica, de Romanticismo. ¡Silencio, rueda un romántico! Juan Pedro Delgado


 

 
volver
ActualidadActualidad InternacionalSociedadPolítica USACannabis y LegalizaciónTerror, Ciencia Ficción y FantasíaMisterios, Anomalías y Ciencias OcultasCiencia, Tecnología y EcologíaPlantas VisionariasCultura y EspectáculosErotismoCine
Atención: Esta página ha sido generada enteramente por algoritmos de programación sin la intervención de editores de la especie homo sapiens
Quentin Tarantino
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,16 ss.