Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  martes, 17 de octubre de 2017
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
Los cigarros del faraón
momias egipcias, tabaco y cocaína
PROYECTO H.A.P.T. - 29/12/01 14:16 publicado por Demian
[ » Ver noticia original ]
Advertido por unos amigos que habían visto un programa televisado en Discovery Channel, sobre 'rastros de cocaína y tabaco en momias egipcias', busqué maneras de informarme sobre el tema. A continuación se detalla lo encontrado.

Comprobado: No es un fraude

Mi buscador Yahoo localizó la transcripción del video por el cual me enteré que se remitía al descubrimiento, por la Dra. Svetla Balabanova del Instituto de Medicina Forense de Ulm (Alemania), de rastros notables de nicotina y cocaína en la momia de Henut Tawi, la 'Señora de las dos tierras', sacerdotisa sepultada con honores 3,000 años atrás.

Su ornamentado sarcófago, cuya autenticidad no está en duda, fue adquirida por Luis I de Baviera de un comerciante inglés llamado Dodwell, en 1845. El hallazgo, confiesa la Dra. Balabanova, no pudo menos que 'sorprenderle hasta la desconfianza', razón por la que verificó sus datos con nuevas muestras y en colaboración de distintos laboratorios, lo que finalmente le llevó a publicar los resultados... recibidos con escepticismo por egiptólogos en general.

La Dra. Balabanova no es 'una cualquiera' en este campo, puesto que un trabajo pionero sobre 'Detección de Cocaína en el Pelo' (Balabanova and Homoki - 1987) le ha merecido, ya, un fundamentado prestigio.

Entre los especialistas 'escepticos', Rosalie David (egiptóloga del Museo de Manchester), tuvo originalmente 2 reservas:

a) Pudo ser un 'falso positivo' debido al método adoptado, lo que descartó después debido a la reconocida confiabilidad del método.

b) Que la momia pudiera ser una de esos fraudes del s. XIX, cuando el interés en antiguos restos egipcios convirtió su comercio en una próspera actividad sin control.

Rosalie David, llevada por su interés en aclarar el misterio (pues era un fenómeno que no tiene aún explicación razonable), viajó al Museo de Munich y encontró suficiente información para estimar que podía descartar su 2ª sospecha (el fraude). Los trabajos realizados en el propio Museo Egipcio donde inicialmente lo instaló Luis I, no dejan duda sobre su autenticidad. Se consideraba incluso probable que provenga del templo de Amón en Tebas.

En Egipto y Sudán

Saliendo de la duda e interesada en el tema (pues también se había hallado en la momia de Henut Tawy rastro de cannabis, cuyo uso en el antiguo Egipto está documentado), se dedicó la Dra. Balabanova a buscar noticias sobre otras momias, dándose a una antigua información que había sido habitualmente ignorada 'por ser extraña':

– En 1976, al ser examinada la momia de Ramses II por una comisión de expertos de alto nivel para reparar sus daños, luego de ser recibida con honores de Jefe de Estado en el aeropuerto de París y trasladada al Museo del Louvre para su exposición, la Dra. Michelle Lescot, del Museo de Historia Natural, para su sorpresa identificó en su envoltorio ¡tabaco!... Cuando es 'bien sabido' que el tabaco es propio de América. Desde un 1er momento la información fue por ello desestimada por los expertos, alegándose la posible contaminación inadvertida de la momia, o disminuida su importancia al sugerirse que podría ser el caso de 'una especie africana extinta de la familia de las nicotianas'.

Pero para 'la jurisprudencia' de presencia de cocaína, en cambio, no se contaba con ninguna evidencia anterior de hojas de coca en Egipto. Ante ello, la Dra. Balabanova prosiguió su investigación recibiendo muestras de 134 cuerpos naturalmente conservados procedentes de cementerios del Sudán: ¡en un tercio de las cuales confirmó la presencia de rastros de cocaína y nicotina! mediante el análisis de los pelos, de acuerdo al procedimiento usual.

Aunque de siglos posteriores a los de la momia denominada 'Señora de las dos tierras', los restos del Sudán eran anteriores en muchos siglos a la llegada de los vikingos y mucho más aún al 1er viaje de Colón.
En una reciente publicación de la Harvard University Press, Cocaine Addiction Theory, Research and Treatment, por Jerome J. Platt (1997), se le ha prestado atención al dato, remitiéndolo a la investigación de la Dra. Balabanova.

¿De Tiahuanaco a Egipto?

Conjeturar sobre expediciones egipcias que pudieran haber llegado a América en remotos tiempos y recogido la coca para su aprovechamiento no es una idea descartable. Ya la coca era cultivada y estimada entonces. Admitir su posibilidad sería una forma razonable de plantear una solución simple y económica registrando la globalización del 'turismo de aventura' y del comercio mucho antes de nuestra era actual.

Los hallazgos de la Dra. Balabanova, en caso de no ser refutados, serían revolucionarios respecto a los paradigmas imperantes sobre los contactos entre antiguas civilizaciones.

El pasado remoto, al reconstruirse fundamentalmente mediante conjeturas y registrados por una atención selectiva, es por ahora 'territorio libre' donde no caben pronunciamientos ex cátedra que limiten las posibilidades de lo cierto. No sería extraño, por ello, que pese a la general desconfianza frente a la información heterodoxa de la Dra. Balabanova, se encuentren en el futuro datos coincidentes, señalando la visita de expediciones egipcias al territorio americano hace más de 3.000 años o expediciones andinas a Africa:

¿Tiahuanacos en Egipto?

Artículo del Dr. Baldomero Cáceres Santamaría
Publicado en Ollanta, Perú



( Volver | Print News - Email to Author - Send to Friend - )

Terry Gilliam
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,13 ss.